Estamos en agosto del 2014, y este BLOG está: ¡totalmente activo!

jueves, marzo 22, 2007

Batería Para El Alma
El Principito en Ventanilla
Buen día lector, buen día lectora. El domingo 18 de marzo, tuve la oportunidad de ir a Ciudad Pachacutec en Ventanilla. Se iba a celebrar una ofrenda a la tierra, a la Mamapacha, en el lugar donde hace pocos días, el arqueólogo Gori Tumi Echevarría había descubierto restos de un lugar de entierro precolombino. La zona está ubicada frente a la playa conocida como Bahía Blanca. El arqueólogo cuenta que entre los hallazgos identificó indicios de un cementerio ancestral probablemente de la Cultura Lima (1200 años A.C.). Se encontró fardos funerarios, cerámicas y textiles.
Luego de la ceremonia de ofrenda a la tierra, bajé hasta la playa y pude ver una de los mejores espectáculos que la naturaleza nos brinda. Eran casi las 6 de la tarde, la hora en que algunos poetas llaman: "El instante del suicidio del sol". Frente a la playa había una isla, conocida como Isla Panchita. Esta isla, tenía una forma especial, como un sombrero.
Recordé entonces el texto de El Principito:
En el libro decía: "Las serpientes boas se tragan su presas enteras, sin masticarlas. Luego no pueden moverse y duermen durante los seis meses que dura su digestión".
Reflexioné mucho en ese momento sobre las aventuras de la jungla y a mi vez logré trazar con un lápiz de colores mi primer dibujo. Mi dibujo número 1. Era así:

Enseñé mi obra de arte a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les asustaba.
-¿Por qué habría de asustar un sombrero? - me respondieron.
Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digería un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas grandes pudieran comprender. Siempre necesitan explicaciones. Mi dibujo número 2 era así:


Nosostros muy cerca de Lima, contamos también con el dibujo de la boa que se traga a un elefante, la naturaleza para nosotros, ha escrito parte de El Principito.


jueves, marzo 15, 2007



¿Cómo Vender Más Baterías?

Cuando impartía charlas de capacitación sobre baterías para uso automotriz, frecuentemente se me hacía esta pregunta: ¿Cómo le hago para vender más baterías, de las que ahora logro colocar?

Yo era un técnico, conocía sobre cuidados y mantenimiento preventivo para lograr que la batería viva más, pero en este tema de marketing, era bastante novato y, claro, la pregunta es harto complicada, ya que no existe una regla mágica que nos de la solución. No obstante, decía a mis escuchas, no hay regla, pero si existe una manera de tener más posibilidad de logro al comercializar baterías.
En nuestro medio, muchas de las tiendas tienen dos argumentos para lograr la venta de la batería y vaya que son argumentos de peso:
  • Descuentos
  • Período de garantía.
Pero los descuentos tienen un límite, ya que, grandes descuentos afectan la utilidad y muchas veces el margen de ganacia es escaso. En cuanto al período de garantía, considero que seis meses es un tiempo bastante razonable. Una batería que tenga defecto de fabricación, en un período de digamos 3 meses, evidencia su "maldad". El que una batería falle a los 10 meses, es más que todo efecto de la forma de uso.

Yo soy de la opinión que la regla de oro, es lograr que nuestros clientes nos perciban como doctores en baterías... Así que a doctorarse entonces.

Yo llamo doctorarse a lograr la suma de conocimiento del producto y mejora en la calidad del servicio que se ofrece. El conocimiento da confianza, tanto al que vende, como al que compra. Sin pecar de exagerados, logramos que el cliente perciba que con nosotros está haciendo una compra feliz.

Conociendo el producto, sabremos recomendar la mejor batería, tanto en tamaño, como en capacidad. No siempre la batería más cara, es la que mejor rendirá. Tampoco la batería más barata, será la ganga. Al doctorarse, se consigue la membresía de baterillero. O sea, se conocerá sobre características de la batería, forma de carga y cuidados que requiere.
A inicios de los años 90 (o sea, del siglo pasado), vivía yo en una zona donde no había red pública de energía. Para ver televisión, usaba yo una batería de las de 9 placas, que en capacidad sería como de 50 A-h (Amperios-hora). Yo usaba un TV blanco-negro, de menos de 14 pulgadas. La batería, me daba energía suficiente para disfrutar de unas 3 horas de programación diaria durante una semana. Si me duraba menos días, sabía que quien me dio el servicio de recarga me cobró, pero no me hizo un buen trabajo. Resultado: Yo no regresaba a ese local.

En una oportunidad, me preparé para ver la película El CID, llevé a cargar mi batería. Estuvo en carga toda la noche (según el de la tienda). Comencé a ver la película y a la media hora, la pantalla se volvió negra. Conclusión: Batería no cargada y eso que al entregármela, el técnico le hizo una prueba. Con un cable, unió el borne positivo y negativo y saltó una chispa, me dijo: "Esta recontra cargada".... Amigo lector, nunca permita que a su batería, le realicen la prueba de la chispa. Eso de poner en corto circuito los bornes de la batería, le resta vida... en palabras sencillas, se trata de un batericidio.

Quiero terminar con una recomendación: Al vender una batería nueva e instalarla en un vehículo, debe verificarse siempre el estado del circuito eléctrico del auto o camión. Un alternador defectuoso, un regulador de voltaje (relay) averiado, son razón para echar a perder rápidamente una batería, por más buena que ésta sea.

Me va saliendo largo este artículo, espero su lectura no resulte cansina. Yo esperaría sus comentarios y así seguir con este tema. Con sus aportes, se conseguirá el mutuo aprendizaje por el hecho de compartir las experiencias. Sí... compartir, que eso es lo que se llama actividad interactiva, que es la vena vital de la internet. Por ahora, pongo el punto final aquí.

Suerte... saludos desde Perú, la legendaria tierra de los Incas.

martes, marzo 13, 2007

Kafka , Lima y Las Baterías

Más de una vez, escuché la frase: "Si Kafka, hubiera nacido en el Perú, sería escritor costumbrista”

Cada vez estoy más convencido de lo anterior... la realidad de lo que ocurre en Lima, supera a cualquier ficción. Que interesa lo que Maynor Freyre o Sergio Galarza, puedan imaginar a la hora de escribir sus cuentos, lo que ellos describen en sus historias, son superadas de muy largo con lo que ocurre en las calles de Lima.

Me atrevo a escribirles, por que deseo compartirles mi visión de la ciudad. Hace ya casi tres años, un buen día me dijeron en el trabajo: "Solo laboras hasta hoy... firma tu carta de renuncia"... y en unos instantes, pasé a engrosar no la gloriosa, pero si la extensa lista de desocupados en el Perú.

...Ciertamente, me agarró frío. Me preguntaba: ¿y lo que declaran los libros de marketing?... eso de ir evidenciando las competencias, a fin de ser siempre atractivos para nuestros empleadores...

¿Y qué con lo de las actitudes proactivas?... de la capacitación continúa, de la identificación con la sinergia de la empresa, de los dos idiomas que manejas a la perfección, de la especialización... recordaba entonces la frase que un día me comentó Jorge (chocherita), de José Carlos Mariátegui: "En el Perú, si eres eficiente y capaz, no es suficiente garantía, para que conserves tu trabajo... así también es cierto, de que si eres un incapaz, no es suficiente motivo para que lo pierdas"...

Así que anduve deambulando por las avenidas, caminando cuadras de cuadras, para no gastar en pasajes, ya que, no tenía ingresos... claro estaba exagerando...

Había hecho yo "buenas migas" con la señorita Sarah, ciudadana china y responsable de exportaciones en una empresa fabricante de baterías para uso en electrónica... con ella logré amistad gracias a la magia de Internet. Yo le contaba de Macchupichu y Choquequirao, sobre César Vallejo y Manuel Scorza, pero sobre todo de Gabriel García Márquez... le contaba que uno de los personajes del Gabo, trabajaba en exportaciones, pero tenía tanto afición a la literatura, que al redactar facturas y conocimientos de embarque, los textos, le salían en verso.

Así que solicité ser comercializador de baterías para electrónica, de esas llamadas secas y que son compactas... les dije que yo no contaba con capital, tampoco tenía una empresa de distribución, puntos de venta, ni movilidad, pero si tenía pleno conocimiento del producto... ellos aceptaron... y me convertí en empresario... soy, distribuidor, despachador, vendedor, asesor técnico, etc... y así voy ya más de 25 meses.

Al visitar a mis clientes o entregar la mercadería, la mas de las veces, empleo la combi... paso gran parte del día montado en una de ellas. Y es lo que veo en la combi, lo que me hace pensar que Kafka está aquí en Lima.

Yo paro a la combi, abriendo cinco dedos... eso significa china... si el cobrador acepta, para... y me subo. Arranca la combi, como si fuera Shumacher quien estuviera al volante, alcanza 100 Km/h en menos de 10 segundos.

Suena un celular... no es el mío... es de quien va sentado junto a mí, contesta y dice: Ya llego en 10 minutos, estoy entrando al zanjón (vía expresa)... y yo me digo, le habrán cambiado el nombre a la Avenida Argentina... es que la combi está transitando por allí en este momento... que fácil es mentir...

La combi está llena, no obstante para, suben más pasajeros... me he llegado a convencer, de que el volumen interno de la combi es elástico... siempre se estira, aunque el exterior de la combi mantenga sus medidas invariables... ¿Será que ésta es la ley que estuvo buscando Einstein, para poder fusionar las cuatro fuerzas que interactúan en el universo?... eso de que dos cuerpos, pueden ocupar un mismo lugar en el espacio, en la combi, siempre se cumple... y que se sepa, no han recibido el premio Nobel por haber descubierto esa propiedad del universo.

Acelera la combi, los cuerpos de los pasajeros, se van hacia atrás, con fuerza... es la ley de la inercia... repentinamente, se cruza otra combi... la 1ra combi frena, los cuerpos de los pasajeros se van hacia adelante... nuevamente la ley de la inercia... me emociona ver que constantemente aprendo física mientras viajo... luego del frenazo, aceleración y nuevamente los cuerpos hacia atrás... frenazo y nueva aceleración y así por unas 5 veces... un pasajero de atrás, grita: ¿Qué pasa chofer, tu combi ha tomado anoche, que ahora está con ganas de vomitar?

Llego a mi paradero, me bajo, sigo mi camino... la combi sigue el suyo.

En la tarde me toca reparto... llevo mis baterías, éstas me gustan más que las que trabajaba hace tres años... es que éstas son mías, las abrazo... Nuevamente otra combi... destino Surco... y para allá voy. Estando en la Av. Tacna, una señora con niña en brazos, grita desesperada: Bajo, bajo... el cobrador, cierra la puerta... dice: "Éste no es paradero, hay policía y eso es una multa si baja aquí"... la mujer vuelve: Bajo, bajo... el cobrador y el chofer: No , no... La mujer grita: Bajo, carajo, mi hija se orina ¿o quiere que se orine aquí adentro?... ante tamaño argumento, la combi abre su puerta... me quedó la duda existencial, de si la niña se hubiera orinado allí entre los pasajeros.

Vamos ya por la Av. Arequipa... una chica dice: Bajo en Javier Prado... el cobrador pregunta: ¿Antes o después de Javier Prado?... la chica responde, ni antes ni después, en Javier Prado... yo me preguntaba ¿cómo será posible eso? si el "by pass" de Javier Prado, no lo permite... pero contra toda mi lógica, la combi paró en el mismo medio del by pass... o sea, bajo la Av. Javier Prado... me dije: Kafka, quedaste chico...

De regreso del despacho, necesitaba ir por otra ruta. Llevo siempre mi mochila, dentro va mi instrumento de medición, es que me gusta entregar las baterías probándolas una a una... llevo también ejemplares de mi pequeño periodiquito: El Baterillero. Al pretender subir a la combi, el cobrador me lo impidió... como me vio con mochila, pensó que era vendedor de galletas, lapiceros o cantador... esa vez si que me decaí un poco, no la depre, pero si el coraje... estaba inventando mi propio trabajo de baterillero y un desocupado más (ya que, eso son potencialmente muchos cobradores), era quien me obstruía... la verdad que los que venden en los microbuses, son héroes... pelear por que los dejen subir y luego luchar para que les compren. Ellos -los vendedores de las combis-, han hecho el trabajo que les tocaba a los gerentes de marketing de muchas empresas... son los que llevan el producto hasta las mismas manos del consumidor... que tal cadena de distribución... estoy seguro, que eso no lo inventan en Harvard ni en el Kellog Institute.

Y así voy, repartiendo mis baterías... pero sería un ingrato, sino menciono a Laura, mi esposa, ella me acompaña en la tarea... y es que tiene un corazón cinco estrellas.

Paro... gracias amigos por llegar hasta aquí...

Nota

Imagen de Kafka, tomado de : www.franskafka.de

Combi: Vehículo de transporte de pasajeros. En Colombia, se conoce como Busceta, En centroemérica como Camioneta.

China: Nombre que se le da en Peú a la moneda de 50 céntimos de Nuevo Sol.


Baterías y Luces de Emergencia

Consejos a tener en cuenta

En relación al requerimiento de Mantenimiento Preventivo en los equipos de iluminación de emergencia, tener presente lo siguiente:

1) Los equipos deben estar conectados permanentemente a la red pública de energía, esto asegura que las baterías estarán siempre a plena carga y su operatividad garantizada al momento del requerimiento de su trabajo.

2) Si por rutina de trabajo, se prevé que se "cortará" la energía eléctrica de toda una instalación (caso almacenes cerrados u otros lugares, donde fuera de las horas de labor, no habrá personal), debe equiparse una línea que siempre dé energía a los equipos de Luces de Emergencia. De no hacerse lo anterior, al momento de "cortar" la energía, los equipos debido al sensor que poseen, interpretarán el evento de ausencia de energía como "apagón". El equipo iluminará sin que haya necesidad real. Si esto se repite con frecuencia, se acortará la vida de la batería. En caso de no poder instalar una linea independiente para energizar las luces de emergencia, proceder al apagado manual de estos equipos, previo a la operación de "corte" de energía.

3) Instalar las luces de emergencia lejos de fuentes de calor o de vapores, ya que, se pueden corroer las partes metálicas del equipo. Para instalaciones exteriores, disponer el montaje de cobertizos o techos que protegan a los equipos contra la humedad y el sol.

4) De acuerdo al tipo de equipo que se tenga instalado, proceder a una rutina de test de funcionamiento correcto, una vez al mes. Es suficiente con simular un apagón de 1 minuto de duración. El equipo deberá actuar inmediatamente, esto nos demostrará su plena operatividad. Muchas Luces de Emergencia, cuentan con switchs o pulsadores que simulan apagones de 1 ó 2 minutos.

En todo caso, atender siempre a las recomendaciones del fabricante del equipo.

5) También de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, efectuar un test anual de operatividad. Para esto, proceder a simular un "apagón" (corte de energía), para medir la autonomía del equipo. El tiempo de funcionamiento del equipo (al cabo de un año), deberá ser de al menos el 75% del valor nominal de cuando era nuevo. Dicho en otras palabras, si el equipo fue calibrado para 1.5 horas de funcionamiento, al cabo de 1 año, deberá ser por lo menos de 1 hora.

Nota
Autonomía: Tiempo durante el cual el equipo entrega iluminación.

Estimado lector, estoy a sus órdenes para cualquier consulta adicional que Usted requiera. Mucho agradeceré dejar sus comentarios.

lunes, marzo 05, 2007

Vendiendo una Batería


Hace un tiempo, estaba en una tienda de venta de baterías. Eran como las 10 de la mañana de un día miércoles. Observé que un auto era empujado por un señor que vestía saco y corbata. El sol estaba en todo su brillo y no era muy cómodo estar remolcando a pulso un automóvil. Al llegar el cliente a la tienda, fui testigo de lo siguiente:

Comprador: Véndeme una batería, la que está en mi auto no sirve.

- Vendedor: Buenos día señor. Revisaré primero su batería.

- Comprador: Si pero hágalo rápido, que tengo una reunión a las 11.

Vendedor: Su batería se ve nueva. ¿Cuánto tiempo tiene de uso?

Comprador: La instalaron el sábado y arrancó sin ningún problema. Pero al domingo, me comenzó a fallar. El lunes llevé al auto a un taller y me dicen que todo está bien, que el problema es la batería.

Mientras el señor hablaba, el vendedor retiraba las tapas de cada una de las celdas. El líquido estaba en buen nivel. La lectura del densímetro, indicaba batería totalmente cargada. Desconectó el borne negativo y se disponía a usar el probador.

Vendedor: Su batería parece estar sin ningún problema.

Comprador: Ya tuve muchos problemas, deseo cambiarla.

La batería pasó el test del probador, no había corto circuito interno.

Vendedor: Definitivamente su batería está en buenas condiciones.

Comprador: ¿Entonces, por qué el vehículo no me arranca? A veces arranca bien y en otras no.

El vendedor vio que el chasis del auto, mostraba moteado de pintura.

Vendedor: ¿Su vehículo ha sido recientemente pintado?

Comprador: Sí, llevé el auto al taller por reparación y para pintado.

Me pregunté a mí mismo: ¿Será posible, que haya quedado traza de pintura en la zona donde está conectado el borne negativo al chasis? Vi que el vendedor procedía a desconectar el borne negativo y ¡OH sorpresa!... había pintura, lo que dificultaba el contacto entre el terminal y el chasis del vehículo.

Vendedor: Señor, voy a limpiar toda la traza de pintura que hay alrededor del terminal del cable negativo conectado al chasis del auto.

Terminada la operación, se reconectó el terminal al chasis y el borne negativo a la batería.

Vendedor: Señor, encienda su auto.

Comprador: Ahí va.

- Auto: Raaannnn

- Vendedor: Apáguelo y encienda otra vez.

Comprador: Aquí va.

Auto: Raaannnn

Y se repitió la operación de encendido y apagado por dos veces más.

Comprador: ¿Y cómo no se detectó eso antes?

Vendedor: El auto tenía un falso contacto, lo que provocaba que el motor en ocasiones no encendiera sin motivo aparente.

Puede objetarse el que no se produjo una venta, y que eso es un “error”, pero si solo se hubiera instalado otra batería sin determinar ¿por qué no había un buen trabajo de la batería antigua? fácilmente iba a repetirse el problema. El señor se fue muy agradecido, le salvaron el día... baterillerilmente hablando, claro está.

La limpieza de los lugares de contacto es de vital importancia para el buen funcionamiento de las baterías. Contactos sulfatados o con corrosión, no permiten el adecuado paso de la corriente.

viernes, marzo 02, 2007


Batería Para el Alma

Este blog, es de baterías, y las baterías, son dispositivos que acumulan energía. La energía es la capacidad de desarrolar una acción, un trabajo, un cambio. Las personas necesitamos de energía, de vitalidad, de fuerza de espíritu.

En ocasiones, como que el espíritu se nos pone en off... guardando las distancias, podemos decir, que en esos momentos, necesitamos una recarga.

Hoy, comparto uno de mis autoras favoritas: Gioconda Belli...

Muchas gracias amigos lectores del mundo entero. Esperaría sus comentarios.

Atentamente: El Baterillero


SENCILLOS DESEOS

Hoy quisiera tus dedos
escribiéndome historias en el pelo,
y quisiera besos en la espalda,
acurrucos, que me dijeras
las más grandes verdades
o las más grandes mentiras,
que me dijeras por ejemplo
que soy la mujer más linda,
que me querés mucho,
cosas así, tan sencillas, tan repetidas,
que me delinearas el rostro
y me quedaras viendo a los ojos
como si tu vida entera
dependiera de que los míos sonrieran
alborotando todas las gaviotas en la espuma

Cosas quiero como que andes mi cuerpo
camino arbolado y oloroso,
que seas la primera lluvia del invierno
dejándote caer despacio
y luego en aguacero.
Cosas quiero, como una gran ola de ternura
deshaciéndome un ruido de caracol,
un cardumen de peces en la boca,
algo de eso frágil y desnudo,
como una flor a punto de entregarse
a la primera luz de la mañana,
o simplemente una semilla, un árbol,
un poco de hierba.

Autor: Gioconda Belli

Gioconda Belli, popular poetisa nicaragüense. Vivió muchos años exilada tanto en México como en Costa Rica. Es autora de: “El País Bajo mi Piel”, “De la Costilla de Eva”, etc. Actualmente, reside en los Estados Unidos.

jueves, marzo 01, 2007


¿Qué es una Batería?

La batería de plomo-ácido, es un invento que ya tiene más de 100 años. Tiene un diseño -digamos-, sencillo. Básicamente es:

“Dos placas metálicas, sumergidas en una solución de ácido sulfúrico y agua, llamada electrolito. Las placas están aisladas unas de otras mediante un separador fabricado de un material no conductor, resistente al ácido y a la vez permeable para permitir la transferencia de iones.

El electrolito tiene una característica llamada densidad (o gravedad específica), que no es otra cosa que el grado de acidez que tiene este líquido.

En carga, en descarga e incluso cuando la batería está “parada” o sin uso, ocurre intercambio iónico.

En la descarga, el ácido del electrolito se “mete” en los poros de las placas, se reduce la densidad y la acidez del electrolito, es decir, éste se va volviendo agua. Durante la carga se revierte lo anterior. El ácido es “sacado” de las placas y vuelto al electrolito, la densidad sube. En la descarga se forma sobre las placas una película de sulfato de plomo. Si la batería por descuido se deja en estado descargado, el sulfato se hace más abundante y esto deteriora seriamente a la batería, ya que, no podrá acumular energía. Solo una recarga oportuna remueve el sulfato de las placas.

Al reducirse la densidad del electrolito, aumenta el efecto de corrosión tanto en las placas como en los conectores de plomo, que tiene una batería en su interior. La corrosión ocasionada baja de calidad en el trabajo de la batería y finalmente provoca su falla total e irreversible. La corrosión puede llegar a desintegrar el plomo de las placas y conectores ocasionando cortos circuitos internos.

Descarga Total:

Una descarga “total” puede ocurrir por muchos motivos, pero el principal es el uso negligente o descuidado. Si se almacena una batería por tiempo prolongado, entonces hay chequear periódicamente su estado de carga. De ser necesario dar una carga de refresco. Otras condiciones que descargan totalmente a una batería son:

Vehículo con sistema eléctrico de carga sin regulación o en mal estado.

Fugas o corrientes parásitas en el circuito.

Consumidores eléctricos (faros, radio, etc.). dejados encendidos inadvertidamente.

Terminales mal ajustados, sucios o con corrosión.

Para la recarga, seguir las instrucciones tanto del fabricante de la batería como del cargador. La recarga asegura la “vitalidad” de la batería. No obstante, el exceso también es dañino. La sobrecarga, a su vez, causa deterioro. La frase: “batería quemada” se refiere a aquella en que sus placas han perdido su material activo y el electrolito se torna turbio.

Nivel de líquido (electrolito):

Para cualquier tipo de batería ya sea ésta “Libre de Mantenimiento” o “Convencional”, hay que cuidar el nivel del electrolito. De ser necesario y posible, se añade solo agua. El descuido en el nivel de electrolito, deja las placas expuestas a la acción “oxidadora” del aire. Así mismo cuidar la ocurrencia de sobretemperaturas, ya que, la vida de la batería se acorta.