Estamos en setiembre del 2014 y este Blog: ¡Está totalmente activo!

lunes, junio 27, 2011

El Electrolito

Hola amigos de Energicentro. Aquí, luego de varios días. 

Siempre escribimos con entusiasmo nuestra temática sobre baterías y acumulación de energía. Tenemos el objetivo de continuar, aunque a veces se nos hace difícil redactar una entrada. Confieso que en ocasiones me falta tema.

Ahora, el tema de hoy. Nos escribieron formulándonos una consulta:

"Se puede vaciar el electrolito de una batería, para luego volverlo a reponer"

Dicen que ninguna cuestión es vana. Que siempre que se ignora algo, es mejor indagar, inquirir y buscar la información. Digo lo anterior, debido a que la pregunta como que estaba fuera de lugar. Respondí la consulta, iniciando con una re-pregunta: ¿Cuál es el objetivo? 

Hace años, mientras trabajaba para una fábrica de baterías de plomo, juntamente con un colega, preguntamos sobre baterías del tipo "Carga Seca", a un consultor que tenía amplia experiencia internacional en el mundo de los acumuladores. El nos dijo que lo de Carga Seca, era un tema muy sencillo. Es casi como: "El Huevo de Colón". El consultor, con la alusión a Colón, nos graficaba que la técnica de carga seca no representaba mayor dificultad para su implantación en una fábrica de baterías.


Escena sobre "El Huevo de Colón". Fuente Wikipedia



Recordemos que "Carga Seca", es el método por el cual se logra una batería perfectamente cargada, pero sin el líquido dentro de ella. Lo que se hace con esta presentación de baterías, es llevarla así "seca" al punto de uso -que puede estar geográficamente muy lejano al punto donde se fabricó la batería- Las ventajas de lo anterior, son por ejemplo:

  • Menor peso de la batería, para cuestiones de flete.
  • La vida de la batería, no se ve afecta por el tema de auto-descarga, cuando está almacenada y sin uso.

Una típica presentación de "Carga Seca", es la de las baterías para aplicación en motocicleta. Estas, tanto en su presentación del tipo convencional o las MF con código YTX, vienen ensambladas en proceso carga seca. Están listas para ser llenadas de electrolito y luego de una carga de refresco, aptas para el uso.

El caso es que la carga seca, es la batería terminada y cargada, pero sin trazas de humedad en su interior. Volviendo a la consulta hecha al experto, lo que nos dio como procedimiento aplicable para una batería de tapones y electrolito líquido fue: 

  1. Cargar una batería llenada con su respectivo electrolito.
  2. Vaciarla totalmente del electrolito.
  3. Taponarla totalmente. Es decir volverla hermética, evitando que ingrese aire del exterior.
  4. En el punto de uso de la batería, retirar los tapones, llenar de electrolito y dar una carga de refresco.

El experto, nos decía, que este método era el llamado: "Israelita". A mi, me gustaría saber el origen del nombre para el proceso aplicado.

Tiempo después, decidí aplicar el método israelita a una batería nueva y sin uso. Previamente le di una carga de refresco. Vacié el electrolito. Llené la batería con agua corriente y la drené. El caso es que quería evitar el efecto de sulfatación que las trazas de ácido pudieran ocasionar en las placas. Realizé la operación de lavado hasta por tres veces consecutivas. Luego, cuidé que la batería quedara estanca. Finalmente, guardé la batería por  diez meses.

Al cabo de los diez meses, retiré los tapones. Llené de electrolito el acumulador. Finalmente apliqué una carga de refresco. La batería jamás se recuperó. El método israelita, no es muy bueno... que digamos. Y es lógico, por mas que apliqué agua corriente para lavar trazas de ácido, pues siempre queda algo entre placas y separadores. Esa mínima cantidad de ácido, forma compuestos de azufre, que se adhieren a la placa y la deterioran.

Con lo que relato, pues va también mi respuesta al preguntador del blog. De que ¿Se puede retirar electrolito de una batería, para después reponerlo? se puede. Pero no se debe. En realidad, no es aconsejable. Espero que el lector lea esta entrada y quizás con su posterior comentario, pues nos eche mas luces sobre la operación que el pretende realizar.

Saludos amigos.









domingo, junio 12, 2011

El Sueño De Hipatia


Buen día lectores de Energicentro. Buen día a los amigos tanto peruanos, como a los que nos visitan desde el extranjero.

Hay una película del español Alejandro Amenabar: Ágora, estrenada en el Perú hace unos dos meses. Esa cinta, fue motivo de una entrada en este blog. Hoy deseo compartir con los lectores una novela de José Calvo Poyato: El Sueño de Hipatia.


El Sueño de Hipatia. Segunda edición en Debolsillo,
octubre 2010. Autor: José Calvo Poyato


La novela del señor Calvo Poyato, es una ficción, pero cuya trama está insertada dentro de un contexto histórico. Anoto, que hay hechos que se relatan en el libro, que en realidad ocurrieron.

El Sueño de Hipatia, es la historia de la ciudad de Alejandría entre los años 370 al 415 DC. La ciudad fundada por Alejandro Magno, se convirtió con el tiempo en un pilar de la cultura del mundo antiguo. Contaba con un museo, y con una inmensa biblioteca: El Serapeo, que además, funcionaba como una escuela del saber helénico, donde se impartían clases de filosofía, aritmética, geometría. Frente a la ciudad, se encontraba "El Faro", considerado como una de las siete maravillas del Mundo Antiguo. Había un puente: El Heptastadio, que conectaba la ciudad con la isla donde estaba situado el faro.

Hipatia, hija del sabio astrólogo Teón, vivió durante los tiempos del emperador Teodosio. Era la época en que el cristianismo empezaba a convertirse en la religión oficial. Los primados u obispos, tenían gran influencia sobre los gobernadores y prefectos de todo el imperio. Los cristianos, al sentirse fuertes comenzaron su combativa acción contra las iglesias Judías y contra los cultos greco-romanos, llamados estos últimos: paganos. Es decir, en las ciudades se vivía un clima de extrema intolerancia.

El libro tiene como personaje a Hipatia. Hay también una trama central: Los Evangelios Apócrifos, es decir aquellos que no forman parte del Nuevo Testamento. Los llamados apócrifos, fueron proscritos y los tenedores de esos libros sufrieron persecución. 

En los tiempos de Hipatía existían los  Cenobios, que eran monasterios donde los participantes se reunían para hacer vida comunitaria, reflexionando acerca de su fe. Muchos de estos Cenobios mantenían copias hechas a mano y en idioma Copto, de los llamados evangelios apócrifos, los cuales eran ocultados para evitar su destrucción. Justamente el superior de uno de los monasterios, confió al padre de Hipatia, la custodia de esos volúmenes.

El libro desarrolla su relato en dos tiempos distintos. Una, la ya citada época de Alejandría. La otra es la época inmediatamente posterior al término de la Segunda Guerra Mundial. Sucede que por casualidad, unos labradores encuentran unos antiguos textos en un idioma desconocido para ellos. Luego que son analizados por expertos, se descubre, que son los Evangelios Apócrifos, escritos en Copto, que tienen trascendentales revelaciones sobre los primeros tiempos del cristianismo. Se origina entonces una disputa entre grupos rivales, por la obtención de esos manuscritos.

Mencionaré que efectivamente, en una localidad de Egipto, muy cercana a donde existía un Cenobio, se encontró un baúl de arcilla, que contenía libros en Copto. Actualmente esos textos están en el Museo de Egipto y son precisamente una edición en manuscrito de los llamados Evangelios Apócrifos.

Los tiempos de Hipatia, fueron días de brutal intolerancia. Desafortunadamente, la intolerancia, sea de tipo religioso, de género, de opción sexual, étnica, política etc., sigue vigente. Sus consecuencias son fatales para el logro de una sana convivencia.

En el libro, hay una carta, que para la trama de de la historia se asigna como escrita por Hipatia. Copio aquí un fragmento de la misma:

"...Siento miedo y a la vez abrigo esperanzas porque creo en otro mundo donde las ideas no sean perseguidas, donde las gentes puedan expresarse sin miedo y que pensar de otra forma, no sea un delito abominable. Sueño con un mundo donde el pensamiento sea respetado y las ideas sometidas a discusión..."
(Fragmento de la página 414, del libro El Sueño de Hipatia, del autor José Calvo Poyato ediciones Debolsillo año 2010)

Amigos Hipatia, es ciertamente un personaje muy seductor. Tengo muchas motivaciones para volver a escribir sobre ella. Baste decir, que uno de sus discípulos menciona que Hipatia, desarrolló un instrumento de madera, para medir el peso de los líquidos. Lo anterior, no es otra cosa que un densímetro. A la fecha, luego de haber leído repetidas veces la sucinta descripción del referido instrumento, no he podido hacerme una idea de su funcionamiento.

Por hoy, quedamos aquí amigos.


jueves, junio 09, 2011

Batería Muerta

(Dead Battery)

Hola amigos. Los días no se detienen, transcurren a su ritmo. Voy mas de una semana sin postear, sin escribir una entrada, pero aquí estamos... todavía. 

El sábado pasado me trajeron una batería del tipo: Dientes de Conejo. Esta es una batería que se presta para uso en lugares donde hay poco espacio. Su formato permite instalarla en una posición, en la que se mantendrá mayormente horizontal, durante el uso normal del equipo.

La batería me la entregaron para recargar. Con un voltímetro digital verifiqué el voltaje, y este era de 4.02 voltios. Diagnóstico: totalmente descargada, o sea lo que se dice "muerta". 

Conecté la batería a un cargador de miliamperios y encendí el equipo. La carga la mantuve por 50 horas. Antes de apagar el cargador, medí con el voltímetro la tensión en los terminales: 14.24 voltios, indicador de batería cargada.

Dejé la batería en reposo por 24 horas. Al día siguiente, nuévamente una lectura del voltaje: 12.65 voltios. Yo esperaba que fuera 12.80. Sospeché de que la batería ya no acumulaba carga de forma eficiente... era una batería pronta a "muerte súbita" y así se lo expliqué al propietario de la misma.

Una batería de plomo, puede recargarse, aun esté "muerta", "vuelve a la vida"... el "secreto" es recargarla lentamente, es decir, a un bajo nivel de corriente. 

Menciono, que una batería descargada, puede recargarse, pero no siempre se logra el éxito. Sucede que cuando una batería se descarga totalmente, y se mantiene en este estado por varios días o semanas, las superficies de sus placas se recubren de un sulfato. Este material disminuye la perfomance de la acumulación de energía. Si el tiempo en estado de descarga, es digamos de unos 4 meses, pues quizás es mejor instalar una nueva batería y desechar la antigua. 

Imagen de Wikipedia. Estos son adpadores, que se emplean como cargadores. En realidad, técnicamente hablando, son fuentes de voltaje.           



Un dato adicional. La persona que me trajo la batería, usaba como cargador un dispositivo de los llamados ADAPTADORES, que tienen dos pequeñas ranuras en forma de flechitas. Una ranura regula la polaridad y la otra regula la salida, que va desde 1.5 voltios y llega hasta 12 voltios. El adaptador "rebaja" el voltaje y además convierte la corriente alterna en continua, de allí que se emplee como cargador. Pero un cargador para "llenar" nuévamente de energía a una batería de doce voltios, debe entregar por lo menos 14.5 voltios. Si entrega menos, pues la recarga demora o incluso, puede que jamás llegue a completarse. Un adaptador es un dispositivo para hacer funcionar equipos a un voltaje dado: 1.5;  3;  6;  7.5;  9;  12 V.

No digo que los adaptadores son inútiles como cargadores. Hay muchos usuarios que los emplean para recargara baterías, pero debe tenerse en cuenta, donde es que se pueden emplear mas eficientemente.

Saludos amigos