¡Estamos en marzo del 2017 y este Blog está totalmente activo!

viernes, diciembre 27, 2013

Tensión y potencia de la batería


Generalmente los coches americanos emplean una batería de tres elementos, lo cual produce aproximadamente una tensión de 6 voltios y una capacidad que varía según la potencia del coche: 180 Ah y 240 Ah son usados frecuentemente. Para coches grandes es costumbre emplear dos baterías en serie, o una de 12 voltios; este ejemplo se ha generalizado por los fabricantes europeos que aun en los coches pequeños, utilizan una batería de 12 voltios; este ejemplo tendría que ser imitado por los fabricantes de coches americanos.

La razón de este aumento de potencia de la batería la encontramos en la multiplicidad de aplicaciones que constantemente van en aumento, además de sus misión especial que consiste en hacer funcionar el sistema de ignición, el alumbrado del coche y accionar el motorcito de arranque. Este último es la causa de que ya no basten 6 voltios para hacerlo funcionar y para poner en marcha el motor a explosión; sino que es recomendable usar una batería de 12 voltios y, en ciertos casos, hasta 24 V. En efecto, si bien es verdad que en los coches pequeños se consumen de 350 a 600 vatios, lo cual para una tensión de 6 voltios significa una intensidad de 60 a 85 amperios, hay
ciertos automóviles potentes que el motor de arranque absorbe 4,000 vatios, que representa una intensidad de unos 700 amperios para una batería de 6 V, lo cual equivale a un efecto de cortocircuito y la consecuente destrucción de la batería; en cambio, si doblamos su tensión entonces reducimos a la mitad la intensidad y, si la cuadruplicamos, es de la cuarta parte solamente, es decir, que los 700 amperios para 6 voltios se disminuyen a 350 para 12V y 175 amperios para 24 voltios, lo cual es una cifra razonable que puede proporcionar una batería, en forma intermitente, sin dañarse apreciablemente. Ahora bien, hay ciertas clases de auto vehículos grandes que para poner sus motores Diesel en marcha consumen hasta 12,000 vatios, que, con una batería de 24 voltios representa un consumo de 500 amperios. Por esto es recomendable emplear baterías de al menos 12 voltios, hasta en los autos pequeños.





Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958


jueves, diciembre 26, 2013

¿Cuánto vive una batería?


Hola amigos. Una de las preguntas más difíciles de responder es: 


¿Y cómo cuánto vive una batería?


Pues es re-dificil poder dar una respuesta. A lo mas puede especularse una edad de servicio pero no más de es un estimado. Eso sí, el buen cuidado contribuye a que la batería tenga mejor perfomance y desempeño, y por consiguiente que tenga mayor vida de servicio.

¿Y qué entendemos por buen cuidado?

Pues básicamente mantener la batería siempre a plena carga. Nunca guardarla descargada. Si el vehículo o dispositivo se va a dejar almacenado pues dele una carga de mantenimiento a la batería antes de guardarla. Y si la "guardada" lleva varios meses, pues aplicar a la batería una carga de refresco una vez al mes por unas tres horas.

Con frecuencia muchos propietarios de carritos de niño, tienen la experiencia de que se ven obligados a cambiar la batería ya que esta se echó a perder, y solo la usaron poquitas veces. 

Repito, lo mejor para lograr que una batería viva más, es mantenerla cargada siempre.

Para una batería en un vehículo, además es importante cuidar que el voltaje del circuito eléctrico esté adecuadamente regulado, es decir que el voltaje en los bornes terminales, esté entre 13.6 a 14.5 voltios, con el motor encendido.

Saludos amigos.

jueves, diciembre 19, 2013

El acumulador en el automóvil - Parte dos


La batería es, podríamos decir, no solo su elemento fundamental, sino que ha sido la piedra angular sobre la cual se han cimentado todos los perfeccionamientos y comodidades que poseen los coches modernos. En efecto, si recordamos los comienzos del automovilismo, cuando se utilizaban pilas secas o una pequeña batería de celuloide pocos amperios-hora para hacer funcionar el rudimentario sistema de ignición, que se controlaba tirando de un alambre; cuando el sistema de alumbrado consistía en lámparas de carburo y se ponía el motor en marcha por medio de una manivela y que si se conseguía hacer un trayecto de unos pocos kilómetros sin descender para destapar el chicleur del carburador, hinchar algún neumático, arreglar algún percance del motor, etc., se consideraba un exito, un verdadero placer; si consideramos todo esto, entonces tendremos una idea muy débil del deporte que constituía el automovilismo de comienzos del siglo XX. Aquellos precursores de voluntad férrea, con largos guardapolvos, gorras de cuero con viseras, grandes lentes cerrados y guantes sucios por las constantes intervenciones mecánicas: los Peugeot, Berliet, Clement Bayard, y otros que después han hecho famosos sus nombres al utilizarlos de marca en los autos que luego han fabricado en grandes series, señalando la orientación mundial de la Industria Automotriz, esos tiempos, digo, ya están lejos. Fue la época heroica del automovilismo, que parece un sueño si la comparamos con la actual, no solo por la diferencia de las líneas de los automóviles sino por las múltiples comodidades que ahora tienen: radio, motorcito de arranque, alumbrado eléctrico, grandes faros, señales luminosas, sistema de ignición perfecto, precalentamiento de la mezcla para rápida puesta en marcha en invierno, etc., etc., todo lo cual ha sido posible gracias a tener en el coche una batería apropiada y una dínamo, accionada por el motor a explosión, que fabricase electricidad para cargar el acumulador.

Por consiguiente puede decirse que el automóvil salió de su etapa experimental al utilizar ampliamente la electricidad para accionar los diversos mecanismos que poseen los coches actuales: si suprimimos la batería de un coche moderno, dejando inactivos los aparatos, instrumentos y dispositivos que accionan con la corriente eléctrica, tendríamos, aproximadamente, los automóviles de hace medio siglo por lo que el confort y estabilidad de su funcionamiento se refiere. Con esto ya queda definido lo que representa el acumulador en el automóvil. 





Las imágenes de los autos son de Wikipedia (Con licencia Creative Commons).

Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958



Saludos amigos

domingo, diciembre 08, 2013

María Reiche


Era un sábado por la tarde. A las cinco, Yo en la calle Malambito, en esa que llega a La avenida La Colmena, cerquita de la Universidad Villarreal, iba mirando libros de los que los usados allí venden. Alguien coge un texto de tapas rojas y lo palmea como sacándole el polvo. El palmeador mientras hojeaba el libro expresa: “Dame un libro para ganar plata. El resto son huevadas.” El vendedor  no respondió. El tipo soltó el libro y se marchó. 

Yo levanté el rojo ejemplar. Era una biografía de la doctora María Reiche, la astrónomo y matemática alemana quien dedicó su vida al cuidado de las Líneas de Nazca. Allí mismo, me senté en un banquito de madera y a leer…  María llegó al Perú en 1939, partió de su natal Alemania para encargarse de la tutoría de los dos hijos de un matrimonio peruano-alemán que residía en el Cuzco. Ella les enseñaba biología, geografía y matemáticas de una manera muy especial. Gustaba de dar largos paseos en el campo mientras impartía las clases. En una de esas salidas, tuvo un accidente: la espina de un cactus le penetró uno de sus dedos. No le prestó importancia. Al poco tiempo la herida se infectó. Un médico diagnosticó: la herida es muy severa para evitar que la mano se pierda es mejor extirpar el dedo. Y así fue. Luego de la operación, pudo recuperarse.

Debido a una decisión de la madre de los niños, la doctora Reiche fue despedida. Ya en Lima se empleó como traductora para el historiador Julio C. Tello. Conoció también a otro historiador, el señor Paul Kosok, quien le dijo: María yo debo volver a mi país y ya que usted se queda en el Perú, le sugiero que estudie unos dibujos muy raros que he visto en las pampas de Nazca al sur de Lima.

Un día, María Reiche, con el poco dinero que había logrado juntar, compró dos docenas de escobas y veinte plátanos. Se subió a un bus y partió para Nazca. Pidió que el vehículo se detuviera en la carretera. Ella bajó con sus escobas y se instaló en medio de la soledad de esa pampa. Durante muchos años María barrió la extensión de la planicie y salvó para la humanidad el legado de los antiguos Nazcas.

Trabajaba en solitario. La apodaron: La loca de la pampa.

Logró contar con el  auxilio de un bimotor. María se hizo sujetar con cuerdas a una de las alas y en las piernas se acomodó una cámara fotográfica de alta resolución, que el instituto de aerofotografía le prestó. Partió el avión. Era el primer sobrevuelo sobre Nazca. El piloto la noche anterior había estado en una fiesta de bautismo,  donde brindó y brindó. El avión hacía subidas y bajadas repentinas y María allí. De pronto vio algo que la estremeció. Era un dibujo hecho por los Nazcas.

El gigantesco dibujo que vio fue el de un Mono, que mostraba su cuerpo, sus patas, y la cola en espiral. Pero lo que le impactó a María, fueron las manos del Mono. En una de ellas tenía cinco dedos, pero en la otra solo cuatro. Ese mono tenía falto un dedo: ¡Al igual que ella!

Dios, Los Nazcas, El destino, el azahar, no se sabe, habían determinado que María tuviera ese encuentro. Era la tarea que los Dioses Nazca le tenían reservada.




(FIN)

sábado, diciembre 07, 2013

Manejo adecuado de pilas


Mantener una buena salud es lo primordial para todo ser humano. Así también, mantener un ambiente saludable es fundamental para todos los demás seres vivos.

Cada año se usan miles de millones de pilas en todo el mundo, sólo en Estados Unidos se utilizan 2500 millones de pilas anualmente. La mayoría de pilas que se botan proviene de relojes, radios y juguetes.







¿Qué es una pila?

Es aquel dispositivo que transforma la energía química almacenada, en energía eléctrica. Una pila requiere 50 veces más energía en su fabricación que la que ella misma produciría. Todas contienen cierta cantidad de metales pesados como cadmio, mercurio y plomo; elementos nocivos que representan un peligro potencial para la salud y el ambiente.

Clases de pilas:

Pila primaria,  llamada comúnmente "pila". Una vez agotada, sus elementos activos no pueden ser regenerados. Es decir, es de "usar y botar". Entre ellas tenemos las pilas comunes de carbón, las alkalinas, las de litio y las de mercurio.

Pila secundaria, llamada también batería o acumulador. Una vez agotada se pueden regenerar sus elementos activos. Por tanto su vida puede contemplar varios ciclos de carga y descarga. Estas contienen níquel o cadmio, también plomo y litio, y se utilizan en la mayoría de equipos electrónicos modernos.

Cuando las pilas se agotan y son dispuestas en forma incorrecta en cualquier lugar, pues los componentes químicos internos se liberan y pueden ocasionar problemas de salud y dañar el ambiente.

¿Qué pilas nos convienen más? usar siempre que sea posible pilas y baterías recargables, así se disminuye el volumen de chatarra de baterías primarias o no recargables.

Procedimiento para el tratamiento de pilas

1.- Acopio. Las pilas (comunes, recargables y botón) son acopiadas en los módulos de pilas ubicados en distintos centros comerciales, instituciones educativas y locales de la Municipalidad de Santiago de Surco. 

2.- Encapsulamiento. Las pilas acopiadas son encapsuladas en bolsas de polietileno de alta densidad en las que previamente se añade el respectivo agente químico estabilizador, que es por ejemplo el hidróxido de calcio.

3.- Confinamiento. Una vez encapsuladas adecuadamente las pilas, se procede a su confinamiento final (claustro) en bloques de cemento. Estos bloques finalmente serán utilizados en bancas, bases para postes de luz, losas deportivas etc.

Recuerda

*Preferir las pilas recargables.
*Utilizar la energía eléctrica y solar más que la energía proveniente de las pilas.
*No quemar las pilas porque pueden desprender vapores altamente tóxicos.
*Si se usan pilas comunes, preferir las alcalinas.
*Si se usan las pilas botón, optar por las que no contengan mercurio, preferir las de litio.


Saludos amigos.
Fuente: Guía de Buenas Prácticas Municipales. Municipalidad distrital de Santiago de Surco


viernes, diciembre 06, 2013

El acumulador del automóvil


Esta clase de acumuladores reúnen condiciones excepcionales por la forma en que trabajan y son cuidados. Así como las grandes baterías están vigiladas constantemente y atendidas por personal muy experto, en cambio, el acumulador de los automóviles (y auto-vehículos en general) se les presta una atención que, en la mayoría de los casos, prácticamente es inexistente; la inmensa mayoría de las veces lo único que se les hace en las estaciones de servicios es añadirles agua, sin saber precisamente lo que necesitan; pues al bajar de nivel el electrolito con frecuencia es síntoma de que la batería recibe un exceso de carga y lo que es necesario hacer no es añadir agua sino reducir la intensidad de la corriente que entrega el dinamo.

Para evitar los inconvenientes de un cuidado deficiente, es recomendable a todo propietario de automóvil que mensualmente haga desmontar la batería del coche y que se cuidadosamente revisada en el banco de pruebas de un taller especializado que le merezca plena confianza. Si procede de esta manera obtendrá dos cosas: la batería durará el doble que si no la atendiese debidamente, y no sufrirá retardos ni inconvenientes por desperfectos del acumulador.

Del funcionamiento.-  El tipo de batería que funciona más rudamente es la de los automóviles pues se trata de reducir su peso y volumen al mínimo exigiéndoseles un esfuerzo que no se pide a ninguna otra clase de acumuladores. Debido a estas circunstancias se reduce la cantidad de energía electroquímica para que rinda al máximo, haciéndolos trabajar a una carga forzada, con una densidad de electrolito de 1300 en vez de 1275 o 1280 de otros tipos de baterías. Las placas son muy delgadas para multiplicar así su número y, por consiguiente, la superficie de cada polo, con lo cual se obtiene un proceso más activo de las reacciones químicas; los separadores tienen de 1 a 2 mm. para aumentar la concentración electroquímica, pero esto ocasiona una serie de inconvenientes tales como cargas superficiales, cortocircuitos de placas adyacentes, comprensión de la materia activa desprendida obstruyendo el funcionamiento del acumulador, etc. Un tipo de acumulador para automóvil está representado en la Fig. 75.






Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958


Saludos amigos

jueves, diciembre 05, 2013

Acumuladores para: Aviones, Tracción y Vehículos eléctricos


Acumuladores para aviones.- Estas baterías se caracterizan por tener una cámara de aire en su parte superior que evita se derrame el electrolito, cualquiera sea la posición del avión: la fig. 71 ilustra esa cualidad, representando tres posiciones distintas y, en cada una de ellas, la batería sin que derrame el líquido. En posición normal, queda arriba la cámara de aire; navegando de lado (2) la abertura de los tapones impide que salga el electrolito; volando invertido (3) tampoco sale porque la abertura de aire de los tapones lo impide.




Estas baterías acostumbran a tener seis elementos; la tensión, bien cargados, de algo más de doce voltios y su capacidad entre 120 y 180 Ah., según los modelos. Las placas son de tipo sintético, fabricadas con rejillas y separadores de madera. Estas baterías que son siempre cuidadas por manos muy expertas, trabajan con densidades de 1300 a plena carga: su misión principal es asegurar la ignición de la mezcla (en los aviones que no se efectúa con magnetos) y alimentar las líneas auxiliares que requieren una tensión muy constante,. La Fig. 72 representa una batería de 12 voltios, del tipo usado en los aviones más modernos, y la Fig. 73 un detalle del tapón.







Acumuladores para tracción pesada.- Existen locomotoras de ferrocarril, así como camiones de gran tonelaje, etc., que utilizan como fuente de energía una batería de acumuladores de gran capacidad en Amperios-hora y de construcción apropiada al trabajo rudo que efectúan: generalmente son baterías de 5 unidades, de 16 voltios cada una, y una capacidad de 1080 Ah.

Acumuladores para automóviles eléctricos.- Estos vehículos son un valiosísimo auxiliar para el transporte de sustancias alimenticias: panaderías, fruterías, productos de granja, hielo, periódicos, etc. Si el recorrido total diario es del orden de unos 100 km., son muy, pero muy superiores a los automóviles a gasolina: sus frecuentes paradas para repartir los productos y cortos recorridos hacen que esta clase de coches sean preferidos. La batería es de unos 200 Ah y se aloja en la parte inferior del vehículo. Son simplísimos de manejar; todo queda reducido a un reóstato que gradúa la intensidad de la corriente del motor eléctrico que acciona las ruedas traseras: la manija del reóstato se coloca junto al volante de dirección.

Estas baterías se cargan sin moverlas del vehículo, para lo cual ya tienen un enchufe adecuado que se conecta mediante un cable de dos conductores de gran sección, a los bornes de carga en el garaje; gracias a esta disposición mientras el vehículo está almacenado en las horas que no trabaja, la batería se carga. 

Raras veces se saca la batería del electromóvil; son instalaciones muy bien hechas y si están bien cuidadas, duran muchos años, amortizando varias veces su costo en comparación de los múltiples gastos que no tienen los camiones y automóviles pequeños, destinados al mismo uso.  


Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958

Saludos amigos