¡Estamos en agosto del 2017 y este Blog está totalmente activo!

domingo, julio 19, 2009

Marcos Aguinis

Seguimos con las coincidencias

Hola Amigos. Se acerca la feria del libro y este año en un nuevo local: El Vértice del Museo de la Nación. El día de ayer sábado 18, caminaba por Lima e iba haciendo memoria sobre las pasadas ferias del libro a las que asistí. Cruzaba ya la avenida Wilson y me dirigía hacia el jirón Quilca...a buscar libros y a conversar con otros rastreadores de textos.

Caminaba y recordaba una de mis lecturas: La Gesta del Marrano, épica novela escrita por el autor argentino Marcos Aguinis. Los libros de Aguinis son escazos. He podido leer cuatro y ansío encontrar, la biografía que el escribió sobre el médico judío Maimónides.

Llegué al local de mi librero de nombre Jesús y hurgando entre matojos de libros, ubiqué: "Refugiados" de Marcos Aguinis. Era su primera novela. La edición que encontré era de Editorial Losada, impresa en 1969. No tenía noticia de la existencia de esta novela. Era amigos una coincidencia...pensar en Aguinis y hallar un libro de su autoría.

La novela al inicio, tiene este epígrafe:

"Di la verdad, aunque sea amarga"
"Di la verdad, aun contra ti mismo"
(Mahoma)

Aguinis, es un médico argentino. Se confesaba judío. Pero en el prólogo de su novela La Matriz del Infierno, declara que ya no tiene creencias. Menciona que muchas guerras y también la violencia, se han justificado a lo largo de la historia gracias a las religiones.

En una oportunidad, asistí yo a una presentación poética. Los ponentes hablaron de Vallejo, Marcos Ana y de Marcos Aguinis. Uno de los expositores, compartió con el auditorio la experiencia personal de la lectura de La Gesta del Marrano. La leyó dijo, mientras estaba detenido. La leyó a la luz de un pequeño foco y escondía el libro, envuelto en bolsa plástica al interior de un tubo de alcantarilla...impresionaba la vivencia que el poeta compartía con la asistencia.


(Portada del libro, de Editorial Planeta Argentina, 1991-1993)


Quedé motivado a leer la novela, así que la buscaba y rebuscaba. Me decía: ¿Que motivará ese título?...un marrano, es un cerdo y difícilmente se pensaría en una gesta o algo épico lograda por el...perdón por mi ignorancia.

Hasta que di con la novela. Encontré una edición de Editorial Planeta Argentina del año 1993. Leí las 535 páginas de un tirón. A cada párrafo iba admirando a Marcos Aguinis, pero sobre todo, mi admiración iba por Francisco Maldonado da Silva el judío que defendió heroicamente el arduo derecho a la libertad de conciencia.
Por la lectura del libro, aprendí que marrano, era el judío ibérico, que se convertía al cristianismo. Lo hacía muchas veces por coerción y para salvar su vida. El término marrano es despectivo, ya que hace alusión a la insinceridad del converso. Aprendí también sobre el sabio Maimónides, médico rabino y teólogo judio del siglo XI.

Las páginas de la novela, me llevaron a recorrer lo que eran la Argentina, Bolivia y el Perú del siglo XVII. Se mezclaba en la trama, la avaricia e inquina de un sector de la jerarquía católica, pero también el heroico esfuerzo de evangelización de Santo Toribio de Mogrovejo.

Eran los tiempos del Taky Onkoy y la revalorización del culto a las huacas pre-incas. Hubo en la televisión peruana una serie inspirada en el argumento de la novela: Eva del Edén, fue su título en la pantalla. En mi opinión, la serie, fue magistral.

El Auto de Fe, en el cual fue ajusticiado Francisco Maldonado da Silva, está registrado en los anales de la inquisición de Lima. Este evento causó tal revuelo que provocó la alarma del Consejo Central de España y hubo conmoción entre las comunidades judías de Europa. En 1650 apareció una obra de título Esperanza de Israel de Mensahé ben Israel , dedicado emotivamente a Francisco Maldonado da Silva.

Para la redacción del texto, el autor estuvo en Lima, donde contó con la ayuda de: Luis Millones, Guillermo Lohman, Franklin Pease, Max Hernández entre otros.

Saludos amigos, los dejo aquí.

Carlos el baterillero

2 comentarios:

Juan dijo...

Debe ser interesante el libro. Tomaré nota para saber cómo eran las naciones latinoamericanas de la época virreinal, época de la que sé muy poco, y la novela histórica es muy buen instrumento de iniciación.
Lamentablemente, España fue el primer país antisemita de la historia, con sus primeros pogroms. De todas formas, el antisemitismo también existía en otros reinos de Europa, al igual que la Inquisición. Las víctimas de la misma eran también españolas, aunque también las hubo en las Indias.
Buena entrada Carlos, y un saludo de Juan.

Arturo Gómez dijo...

Excelente entrada, gracias por comentar tus fascinantes lecturas, Carlos. Este tema me hizo recordar a Rodrigo de Ordoñez, lugarteniente de Diego de Almagro, que murió en la batalla de Las Salinas (1538). Los pizarristas decían que era un "sucio marrano". Los historiadores lo recuerdan como el "Mariscal judío de la conquista".

Saludos!