¡Estamos en diciembre del 2017 y este BLOG está totalmente activo!

lunes, junio 30, 2014

¿Hasta cuánto cargar una batería?


Hola amigos de Energicentro. Aquí haciéndome presente después de varios días. Gracias por la continuidad de sus visitas y por el aporte de sus comentarios. Hoy les presento una entrada con la consulta de un lector:

"Saludos Carlos, tengo una pregunta: ¿Qué cantidad de Ah debo suministrar al cargar 2 baterías de 6v conectadas en serie?. Se tratan de dos Trojan contendedor rojo de ciclo profundo 225 Ah.
Me he dado cuenta que los cargadores automáticos a medida que la carga va subiendo, los amperes van reduciéndose hasta llegar a una etapa flotante donde ya no suministran mas carga a las baterías."




Mi respuesta:
 
Los fabricantes de baterías recomiendan:

Cargue una batería suministrando siempre de un 10 a un 15% más de la capacidad extraída a las baterías.

Esto es, si la batería fuera de 100 Ah y se ha descargado totalmente, hay que inyectarle de entre 110 a 115 Ah.

En cuanto a lo de la carga y la baja de los amperes, pues tu observación es certera. A medida que la batería progresa en su carga, la corriente va disminuyendo. Al llegar al modo de flotación la carga suministrada es muy pequeña, va alrededor de 1/100 en Amperios con respecto a la capacidad de la batería expresada en Ah.

Saludos

Carlos Torres, especialista en acumulación de energía (pilas y baterías), planos eléctricos, mantenimiento eléctrico doméstico e industrial. Móvil 996583864 (24 horas al día).

martes, junio 17, 2014

¿Carga rápida, o carga lenta?









Con frecuencia se plantea el dilema acerca de que conviene más para la operación de recarga de una batería: ¿Rápida o lenta?. Existen ciertos mitos, como el de que la carga rápida permite ahorro de energía eléctrica.



Pero: ¿Qué es carga rápida o carga lenta?



La carga es el proceso que nos permite tener una batería
lista y operativa para el uso. La velocidad de carga será rápida si podemos obtener una batería cargada hasta un 75% de su capacidad en un tiempo de digamos una hora, a hora y media. Y será lenta si el periodo de carga para obtener ese mismo 75% supera las cuatro horas.



Ahora, no solo la cantidad de corriente que el cargador inyecta a la batería determinará lo rápido o lo lento del proceso. Cuenta también el tamaño de la batería que se carga y su relación con la corriente que entrega el cargador. Por ejemplo 20 amperios de corriente es una carga rápida para una batería de 35 A-h (Amperios-hora), pero estos mismos 20 amperios serían carga lenta para una batería de 200 A-h.



Una operación en carga lenta significa que el cargador inicia
su proceso de recarga a un rango de corriente en amperios que como máximo equivale a 1/10 de la capacidad en A-h de la batería. Ejemplo para una de 100 A-h, la carga lenta se inicia a una corriente de 10 amperios, o aun menor.



Una 'Carga Rápida' puede ser la alternativa en casos de emergencia, pero en lo posible debería evitarse ya que se genera calor al interior de la batería, y el calor excesivo y sin control es siempre nocivo. Además, una carga rápida no consigue "llenar" al 100% a una batería, la carga debe ser completada por el circuito eléctrico del vehículo donde está instalada la batería.


Conclusión: De ser posible, cargue siempre su batería en modo lento. 



Carlos Torres, especialista en acumulación de energía (pilas y baterías), planos eléctricos, mantenimiento eléctrico doméstico e industrial. Móvil 996583864 (24 horas al día).











viernes, junio 06, 2014

Rectificador a vapor de mercurio


Consta de un transformador T (cuyo primario se conecta al sector de corriente alterna y el secundario a dos carbones, que son los que actúan de rectificadores); la válvula rectificador y una resistencia, Fig. 112







El principio de su funcionamiento radica en que la corriente sólo pasa a través de los vapores de mercurio, desde uno de los carbones a la masa líquida de este metal. Esto obliga a que en el interior de la ampolla hayan vapores mercuriales en forma permanente, de lo contrario, el rectificador no funciona.

Para poner en funcionamiento el equipo se empieza por cerrar el circuito de la resistencia de puesta en marcha; acto seguido, se conecta el primario del transformador a la línea y luego se balancea la ampolla hacia la izquierda, de forma que el mercurio se derrame en la cavidad donde hay el tercer carbón C; se vuelve la ampolla a la posición vertical con lo que, al retirarse el mercurio, se rompe el circuito entre éste y el carbón, produciéndose un arco, cuya elevada temperatura (unos 1500 grados) hace volatizar cierta cantidad de mercurio, produciendo vapores que llenan toda la cámara. En estas condiciones la corriente aplicada a los carbones A y B pasa a la masa de mercurio, cada vez que tienen polaridad positiva, de donde resulta que durante el primer medio ciclo pasa la corriente del carbón A al mercurio, al medio ciclo siguiente (cuando el carbón B es positivo y el A negativo), pasa la corriente desde este carbón al mercurio. Esto hace que se mantenga el arco permanente y se produzcan vapores mercuriales en forma continuada.

En los puntos donde se invierte el sentido de la corriente la intensidad es nula; ahí se conecta una bobina con núcleo de hierro destinada a ocasionar un retardo a la formación y extinción de la corriente rectificada; esto hace que la intensidad no se anule nunca, evitando con ello la desaparición del arco y por lo tanto la formación de vapores de mercurio. Si se extingue el arco, no queda otro remedio que repetir la operación de balancear la ampolla hacia la izquierda y volverla, lentamente, a su posición normal, lo que produce el arco en la forma ya explicada.

Este rectificador produce una caída de tensión relativamente baja, unos 15 voltios, de donde resulta que si se utiliza corriente a 125 V, se obtienen 110 V, que permiten cargar hasta 15 o 16 baterías conectadas en serie, de 3 elementos.

Finalmente, el mercurio que se evapora a consecuencia del arco permanente, se eleva hacia la región superior de la ampolla de vidrio, donde la temperatura relativamente fría que allí reina hace que se condensen, cayendo bajo forma de gotas, de manera que la cantidad de mercurio permanece constante durante la vida de una ampolla.

El tipo de corriente rectificada que se obtiene es la indicada en la Fig. 110 (c)





Saludos


Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958.



Carlos Torres, especialista en acumulación de energía (pilas y baterías), planos eléctricos, mantenimiento eléctrico doméstico e industrial. Móvil 996583864 (24 horas al día).