¡Estamos en febrero del 2017 y este Blog está totalmente activo!

jueves, agosto 01, 2013

El Electrolito: conocimientos previos


El líquido que llena las baterías de acumuladores está formado de ácido sulfúrico (fórmula química:  SO4H2)y agua destilada (H2O), en proporciones bien definidas. Esta mezcla se denomina electrolito.







El ácido sulfúrico.- Aunque en la naturaleza existen manantiales, son de tan poca importancia que se recurre a fabricarlo industrialmente (1) en cantidades asombrosas (2). Es un líquido incoloro e inodoro. Algo viscoso. Puro tiene una densidad de 1,842 a la temperatura de 20 oC, se congela a 10 grados bajo cero y hierve a 338 oC.

El ácido sulfúrico comercial no es puro, pues contiene solamente el 96% de ácido. Hierve a 338 oC y se solidifica a 34 oC bajo cero. Este ácido comercial tiene un tinte amarillento debido a que absorbe del aire partículas de numerosos cuerpos, que las quema, quedando las cenizas disuletas, dándole esa tonalidad que le es peculiar.

Las características del ácido sulfúrico son las siguientes:

a) Muy ávido del agua. Llega a aborber hasta 15 veces su volumen. Esta es la causa de que carbonice los cuerpos que la contienen. De ahí el peligro de fuertes quemaduras que ocasiona al apoderarse del agua que contienen los tejidos orgánicos.

b) Ataca los metales, especialmente el Zinc, cobre etc., desprendiendo hidrógeno (H) abundantemente.

c) En contacto con el hielo produce dos efectos bien distintos: si hay exceso de ácido, produce un gran desprendimiento de calor. En cambio si es el hielo el que está en exceso, entonces produce frio:

4  partes de SO4H2  + 1 parte de hielo, dan + 90  grados

1      "      "       "      + 1    "      "     "        "    - 20  grados

d) Carboniza todos los cuerpos que toca y que poseen agua. Tales como el azucar, celulosa, y, en general, todas las sustancias orgánicas. Quema la ropa, ataca los recipientes metálicos y produce dolorosas quemaduras al tocar la piel.

e) Mezclado con agua  produce un gran desprendimiento de calor, abruptamente. Esta es la causa de que al prepararse electrolito tenga que verterse el ácido en el agua, y nunca el agua en el ácido, pues ello provoca la proyección del ácido sulfúrico al ponerse el agua en ebullición, ocasionando quemaduras graves, pudiendo producir la ceguera si el ácido toca los ojos.







El agua destilada.- Mezclada con ácido sulfúrico forma el electrolito de los acumuladores eléctricos.

Puesto que el ácido sulfúrico ataca a los cuerpos, es necesario que el agua empleada para peparar el electrolito sea pura, sin residuos metálicos ni de otras sustancias: tiene que ser agua destilada. Es necesario aclarar que el agua destilada no es agua hervida, como muchos creen, pues de lo que se trata es que el agua sea pura, libre de toda clase de impurezas, y el agua hervida las conserva. Me refiero, evidentemente a las sustancias químicas disueltas, tales como partículas de hierro, cloro, etc., que perturban las reacciones químicas de las baterías eléctricas. El agua, cuando hierve, desprende vapor, que es agua pura, quedando en el recipiente todas las sustancias que tiene disueltas, pues estas no son elevadas por el vapor de agua. Por lo tanto, como el agua de lluvia es vapor condensado, es indudable que sirve admirablemente para utilizarse en las baterías eléctricas, siempre que sea recogida en recipientes no metálicos, tales como una lona, vasijas de barro, vidrio, etc., es por esto que no debe emplearse el agua de lluvia reunida en casas con techo de chapas de zinc, pero es muy buena si el techo es de tejas.

Las estaciones de servicio y los talleres que se dedican a la carga de acumuladores, reciben el agua destilada en grandes recipientes de vidrio. En caso de urgencia, puede adquirirse en las faramacias (cuando se viaja en auto y es necesario añadir agua a la batería).

El agua destilada tiene las siguientes características:

a) Es incolora, inodora e insípida, totalmente transparente.

b) Hierve a 100 oC a la presión atmosférica de 760 mm. y se congela a los cero grados.

c) Su densidad es igual a la unidad. Por consiguiente, un litro (1000 cm. cúbicos) pesa 1000 gramos, es decir, 1 kilogramo.



Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958

Saludos amigos.





No hay comentarios.: