¡Estamos en agosto del 2017 y este Blog está totalmente activo!

miércoles, julio 31, 2013

Formación de las placas de una batería

Una vez que las placas están bien secas, se las somete a un proceso de formación cuya finalidad es convertir el sulfato de plomo en peróxido en las placas positivas, y en plomo duro en las negativas. Esto se realiza colocando las placas alternádamente en un recipiente rectangular, abierto por arriba para el franco desprendimiento de los gases a la atmósfera; el electrolito debe sobrepasar al menos un centímetro el borde superior de las placas y su densidad debe estar comprendida entre 1250 y 1280, según el clima de ese lugar. La corriente debe tener una intensidad equivalente a 1/10 de la capacidad de la batería en Amperios-hora, dejándolas en carga de tres a cuatro días: terminada esa carga de formación, las placas estan ya terminadas, listas para construir acumuladores.

Si las placas no deben utilizarse inmediatamente, entonces conviene hacer lo siguiente: a) las positivas, se las tiene en abundante corriente de agua fresca, para que sus superficies queden bien limpias de toda traza de electrolito y del baño de formación, luego se las deja secar bien y, finalmente, pueden guardarse cuidando que queden bien planas entre láminas de cartón, u tra sustancia neutra, que las protega de su desintergarción.

Nota muy importante,- Las placas conviene usarlas a medida que se van fabricando, no tenerlas almacenadas: la pasta se desintegra fácilmente al secarse y se despega del armazón de la rejilla. Además, las placas negativas tienden a calentarse y eso aumenta aún más su proceso de desintegración, al dilatarse.



Antiguo Acumulador de Plomo







Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958

Saludos amigos.


No hay comentarios.: