¡Estamos en junio del 2017 y este Blog está totalmente activo!

lunes, septiembre 30, 2013

Preparación del electrolito


La forma mas racional consiste en utilizar un densímetro y un termómetro. La operación debe realizarse ajustándose rigurosamente a las normas siguientes:

1) Midanse cinco porciones de agua destilada en volumen, y coloquense en una vasija de tierra, cristal o plomo; todo otro cuerpo debe ser desechado.

2) Midas, aparte, en otra vasija, dos porciones, en volumen, de ácido sulfúrico puro (densidad 1,835).

3) Verter muy despacio el ácido sulfúrico en el agua, cuidando de que el electrolito que se está formando haya el densímetro y un termómetro. ¡Atención!: nunca verter el agua en el ácido sulfúrico porque inevitablemente, produciría violentas salpicaduras que pueden dañar gravemente al operador.

4) Mientras se vaya vertiendo el ácido en el agua, debe removerse el electrolito con una varilla de vidrio, a fin de que la mezcla sea bien homogénea.

5) Cuando se haya efectuado toda la mezcla, observe la lectura del termómetro y del densímetro, siendo necesario para obtener el valor correcto de la densidad, efectuar la correción indicada en la corrección de lectura.

6) Una vez mezcladas las dos partes de ácido sulfúrico con las cinco de agua, hay algo más de 7 volúmenes; este efecto es debido a la dilatación, o aumento de volumen, que ha experimentado el electrolito por la temperatura desarrollada.

7) Tape el recipiente hasta que el electrolito se haya enfriado, como mínimo, a una temperatura de 30 oC.





Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958
 

Saludos amigos.


 

No hay comentarios.: