¡Estamos en febrero del 2017 y este Blog está totalmente activo!

martes, noviembre 11, 2014

Uso de transformadores



Hola amigos. En ocasiones se nos presenta la necesidad de emplear un equipo eléctrico cuyo voltaje es diferente al que nos entrega la red pública de energía. En nuestro país la "luz" o mejor dicho la electricidad llega a nuestros domicilios a un voltaje de 220, este valor se conoce también como Tensión Eléctrica o Fuerza Contra-electromotriz.

Sucede que contamos en casa con una lámpara muy particular y que nos la mandaron de Estados Unidos y su voltaje de funcionamiento es de 110 voltios. Para poder emplearla debemos disponer de un dispositivo que convierta los 220 voltios en 110. Este dispositivo se llama transformador.

En Perú  se comercializan transformadores, pero son más usuales los auto-transformadores. Cada vez que adquirimos un transformador, lo más probable es que estemos llevando a casa un auto-transformador. 

Externamente ambos se parecen, la diferencia es al interior. Una transformador tiene dos bobinas: primario y secundario interconectadas entre si magnéticamente. Un auto-transformador tiene primario y secundario, pero en realidad estas son partes de una única bobina, la unión es entonces eléctrica y magnética. El resultado es que para realizar un mismo trabajo: reducir el voltaje, pues el auto-transformador emplea menos material en su fabricación: menos fierro y menos cobre.

Un auto-transformador es perfectamente eficiente para el trabajo que de el requerimos: rebajar el voltaje. 

Algo importante a tener en cuenta es el "vatiaje" o los watts, vale decir la potencia del transformador (de aquí en adelante diré transformador, pero esto involucra también al auto-transformador). Para esto verifiquemos el consumo de el equipo a conectar al transformador. Si fuera 350 watts, pues elijamos adquirir un transformador de 700 watts (es decir el doble de potencia). Sino se encuentra de 700, pues seleccionar uno de 1000.







Sucede también que algunos equipos no especifican la potencia, y aparecen los siguientes datos:

Voltaje: 110 VAC (*)
Amperios: 2.4 A

Para calcular la potencia hacemos el producto de voltios x amperios = 110 x 2.4, y obtenemos: 264 watts. Por tanto requeriremos de un transformador de unos 500 watts. 

Existen equipos que tienen la característica de auto-voltaje, pueden trabajar tanto en 110 como en 220, sin necesidad del empleo de un transformador. El auto-voltaje o en inglés auto-voltage cada vez es una opción más popular.

Pregunta: ¿tengo un equipo que funciona a 220 VAC y en mi casa tengo 110 VAC, qué puedo hacer?

El caso anterior, que por ejemplo no sería de ocurrencia en Perú, pues se resuelve con el uso de un transformador. Es decir el transformador no reduce el voltaje, sino que lo agranda. 

Otra pregunta: ¿Y de qué está hecho un transformador?

1) Hilo de cobre, para conformar las bobinas.
2) Láminas de acero al silicio para conformar el núcleo o estructura del transformador.
3) Carcaza metálica.
4) Contactos o borneras de conexión.

Los transformadores son dispositivos que tienen peso, y es que están hechos de acero y es por esto que técnicamente se les conoce como: ferro resonantes.

Última pregunta: Tengo un equipo que funciona a batería de 12 voltios y lo quiero instalar en un camión cuyo voltaje es de 24 VDC (**)¿Qué transformador debo usar?

Los transformadores se emplean para reducir o agrandar un voltaje del tipo alterno. Las baterías entregan voltaje del tipo continuo. No puede usarse un transformador, hay que emplear otra solución.

Hasta aquí llegamos por hoy.

(*) VAC = Voltage Alternating Current = Corriente de Voltaje Alterno

(**) VDC = Voltage Direct Current = Corriente de Voltaje Directo (o Continuo)


Carlos Torres, especialista en acumulación de energía (pilas y baterías), planos eléctricos, mantenimiento eléctrico doméstico e industrial. Móvil 996583864 (24 horas al día).




No hay comentarios.: