Estamos en agosto del 2014, y este BLOG está: ¡totalmente activo!

sábado, abril 04, 2009

Títeres


Hola amigos...ahora escribiendo más de seguidito. Les he contado que gusto del espectáculo de títeres. Hace dos semanas, se celebró en el mundo El día Mundial del Títere. Por tal motivo diversas actividades aquí en Lima, realzaron esta celebración.

Uno de los actos, fue el estreno de: Paco el Cocodrilo, de títeres Kusi Kusi, grupo que es toda una institución en nuestro país. Ellos, Gaston y Vicky llevan 45 años de actividad y deciden celebrarlo con una nueva propuesta.

Fuí el día del estreno...el teatrín estaba a reventar. Niños y padres disfrutaban de la obra. Paco era un cocodrilo que estaba "recluido" en un zoológico. Un buen día decide fugar, para buscar a su mamá.

Paco tenía miedo, la gran ciudad lo desconcertó, lo atemorizó y se puso a llorar. La sala estaba en total silencio, mirando el drama de Paco, quien recién había dado inicio a su camino en busca de mamá. De pronto, se oyó el retumbar de la voz de una niña, quien exclamó: "Paco el Cocodrilo, debes ser valiente"...Paco, calló, se puso a andar...y los niños aplaudieron.

Díganme si no es preciosidad el espectáculo de títeres.

Durante la semana pasada, en una sintonizada radio que permite la participación de su oyentes vía teléfono, el conductor del programa frente al comentario de una oyente, concluyó con esta frase: "Si, las personas, somos títeres de las circunstancias".

Por otro lado, es frecuente leer en los periódicos, a muchos políticos empleando la frase: "Ese tal, es un títere de ese otro".

Iba camino a casa, viajando en un bus, que aquí decimos combi...había un operativo policial cerca de la avenida Tomás Valle. El chofer de la combi, decidió dar por terminada su ruta (de seguro estaba en infracción y no quería avanzar hacia donde estaban los policías)...éramos tres pasajeros, a cada uno nos dio una "china", o sea cincuenta céntimos.

Crucé la avenida, dos invidentes, acompañados de un amplificador portátil, cantaban una canción. Era de Aguamarina, popular grupo de cumbia. La letra decía:

Tíiiitere, soy un títere de tus caprichos.
Estoy lleno de odio
Esta noche mis hilos quiero yo romper

Detuve mi caminar y esperé a que terminaran su canción. Me acerqué y les dije que cantaban muy bien, pero la letra de esa canción no era verdad. Les conté que yo era titiritero y que jamás un títere está lleno de odio.

Los títeres no se manipulan. El titiritero los anima, les da vida.

Hay una comunión entre títere y titiritero. La relación entre ellos dos, si cabe el término, es de humanidad.

El titiritero, no puede hacerle decir o hacer al títere lo que se le ocurra, ya que la acción del títere, responde a una historia, a un relato, a una propuesta. Además, la magia del títere, requiere de un actor muy importante: El espectador.

Voy terminando ya este post. Les sugiero si tienen un tiempito, ir a ver un espectáculo de títeres. Para quienes viven en Lima, quizás puedan ir a ver Paco el Cocodrilo, los domingos a las 11 de la mañana en los bajos de La cabaña, en el Gran Parque de Lima.




Saludos

Carlos el baterillero

No hay comentarios.: