¡Estamos en Diciembre 2014 y este BLOG está totalmente activo!

sábado, febrero 19, 2011

María Reiche

Hola amigos de Energicentro. En mas de una oportunidad, he escrito sobre las Lineas de Nazca y María Reiche.

Es esta, una ocasión más para escribir sobre el tema. Sucede que mi amigo Jesús, el librero de Jirón Quilca, tenía ejemplares pasados de suplementos dominicales de los diarios: El Comercio, Expreso y La República. Bien, el que correspondía a La República tenía por fecha 30 de diciembre de 1990. La portada del suplemento DOMINGO, mostraba una foto de la doctora, el fotógrafo: José Vilca. El título que acompañaba a la foto decía: "Las líneas que marcarán 1991. María Reiche, leyenda viviente, recuerda alegrías y sinsabores.



El ejemplar era para mi un verdadero tesoro. El artículo sobre la matemática peruano-alemana, está ubicado en las páginas centrales. Consta de cinco páginas y está ilustrado con numerosas fotografías. El autor de la nota es el señor Carlos Páucar y el fotógrafo, el señor José Vilca.

Habla María Reiche, la leyenda viviente de Nazca:   

"Soy una especie de profetisa"

María es una leyenda viva. A los 87 años, la astrónoma y matemática tiene un optimismo contagiante a pesar de los estragos que el Parkinson dejó en su cuerpo. La intensidad de sus investigaciones, su voluntad de dejar atrás los enromes obstáculos del clima, el calor seco, agobiante, la lucha contra la incomprensión de los lugareños, las largas jornadas de trabajo, y ahora la ceguera, la parálisis, el hastío, no pudieron, ni pueden, contra esta mujer a quien DOMINGO le dedica el siguiente reportaje.

Era el párrafo inicial del reportaje. 

A cuatrocientos kilómetros al sur de Lima, en las pampas de Nazca, el sol es aplastante la mayor parte del año. María, era una mujer de coraje y energía:

Por eso no habíamos dudado en elegirla para este reportaje en los días finales de 1990. En un año de desconcierto todavía, de espera ante el futuro del país la fortaleza de ella es el único shock, que nos hace falta.
Amigos de Energicentro, el año de 1990, fue el año del super shock. Los precios se dispararon hasta las alturas. Era la necesaria acción económica que el país requería como correctivo.

María Reiche tiene 87 años, está ciega por el glaucoma, en el muslo derecho, lleva una lámina de platino como prótesis, le falta un dedo en la mano izquierda, las piernas le tiemblan, necesita comer chocolate para recordar palabras que se le van, palabras que no llegan. Lo peor es que no puede caminar y está sujeta a una silla en la geografía estrecha de su cuarto, en el Hotel de Turistas. Eso es lo peor.

María llegó al Perú, contratada como maestra institutriz de los hijos de un matrimonio peruano-alemán. residente en el Cuzco. Una tarde mientras caminaba con sus alumnos sufrió un accidente en uno de sus dedos. Ella no le prestó atención a la herida y como consecuencia tuvieron que amputarle el dedo.

-Dicen que usted puede hablar con espíritus.

-No sé... Eso también es como la religión. Hay algo, pero qué cosa es, no sabemos.

-Se le considera un Apu.

-Yo soy una especie de profetisa. Yo soy un medio de comunicación que los espíritus quieren dar. Algunas frases mías han cambiado la vida de muchos y me lo han dicho.

Hay un relato místico, consignado en libro de la doctora Clorinda Caller Iberico. La historia cuenta sobre un conciliábulo de los dioses ancestrales nazcas. Están discutiendo sobre a quien encargarle la misión de cuidar el saber milenario. Los dioses van por el mundo y encuentran a un ser: ¡María Reiche!

-¿A los tantos años de haberse descubierto las líneas ya se ha dicho todo sobre ellas o todavía encierran algún misterio?

-Eh, mire, hay comprobaciones... Pero las direcciones y las dimensiones de las líneas, eso es lo que hay que estudiar. Las figuras son tan bellas en sus formas, a pesar de ser muy grandes . Tienen fantásticas proporciones, que deben haber sido hechas con u plano a escala menor, porque estando al lado de las figuras no se puede ver muchas veces lo que representan...
María pasó sus últimos años, acompañada de su hermana la doctora Renata. Ambas vivían en la habitación 130 del Hotel de Turistas de Nazca.

 -Señora Reiche, en toda entrevista se le pregunta sobre la soledad o la muerte, eso es inevitable.

Pero yo no sufro por eso. Todavía me visita mucha gente y puedo aprender mucho, demasiado.

María Reiche murió a los 95 años, un 8 de junio de 1998.

Aquí algunas de las fotos que ilustran el reportaje:

María desplazándose a la zona de las líneas







María y su hermana Renata, durante la entrevista



Alemania 1910: María a la edad de siete años, junto a Renata.



Perú 1990: María a los 87 años, junto a Renata
"María fue haciéndose peruana, ganándose como pocos la nacionalidad que a otros les viene como un regalo"... ¡Viva María Reiche!

Nota; Los textos en negrita, corresponden a la versión del reportaje. entre los párrafos he ido consignando una pequeña glosa como mi comentario. El ejemplar de DOMINGO, es el suplemento Dominical de el diario La República, correspondiente al 30 de diciembre de 1990. Director: Alejandro Sakuda M.

El reportaje es de Carlos Páucar y las fotos de José Vilca, ambos enviados especiales.

Saludos amigos





3 comentarios:

Arturo Gómez Alarcón dijo...

Los peruanos le debemos mucho a María Reiche, ojalá hubiera recibido más apoyo. Muy buena la entrada, sigue posteando tus joyas hemerográficas.

GERARDO DAVALOS dijo...

EL PUEBLO DE NASCA SE RINDE A TUS PIES GRACIAS MARÍA POR DEJARNOS ESTE LEGADO TAN MARAVILLOSO LAS LINEAS DE NASCA POR QUE ESTA ES TU OBRA Y LA CUIDAREMOS SIEMPRE

Carlos el baterillero dijo...

Buen día Gerardo Davalos

Pues muchas gracias por visitar el blog Energicentro. Yo soy admirador de la obra de doña María Reiche. Yo la vi mas de una vez en la televisión, cuando con una cuerda y una tiza, explicaba sobre un pizarrón, su hipótesis, acerca de la manera en que los Nazcas construyeron las líneas.

Saludos y espero poder conocer las líneas pronto. Siempre que he querido ir, pues algo pasa.

Carlos el baterillero