¡Estamos en agosto del 2017 y este Blog está totalmente activo!

lunes, marzo 05, 2007

Vendiendo una Batería


Hace un tiempo, estaba en una tienda de venta de baterías. Eran como las 10 de la mañana de un día miércoles. Observé que un auto era empujado por un señor que vestía saco y corbata. El sol estaba en todo su brillo y no era muy cómodo estar remolcando a pulso un automóvil. Al llegar el cliente a la tienda, fui testigo de lo siguiente:

Comprador: Véndeme una batería, la que está en mi auto no sirve.

- Vendedor: Buenos día señor. Revisaré primero su batería.

- Comprador: Si pero hágalo rápido, que tengo una reunión a las 11.

Vendedor: Su batería se ve nueva. ¿Cuánto tiempo tiene de uso?

Comprador: La instalaron el sábado y arrancó sin ningún problema. Pero al domingo, me comenzó a fallar. El lunes llevé al auto a un taller y me dicen que todo está bien, que el problema es la batería.

Mientras el señor hablaba, el vendedor retiraba las tapas de cada una de las celdas. El líquido estaba en buen nivel. La lectura del densímetro, indicaba batería totalmente cargada. Desconectó el borne negativo y se disponía a usar el probador.

Vendedor: Su batería parece estar sin ningún problema.

Comprador: Ya tuve muchos problemas, deseo cambiarla.

La batería pasó el test del probador, no había corto circuito interno.

Vendedor: Definitivamente su batería está en buenas condiciones.

Comprador: ¿Entonces, por qué el vehículo no me arranca? A veces arranca bien y en otras no.

El vendedor vio que el chasis del auto, mostraba moteado de pintura.

Vendedor: ¿Su vehículo ha sido recientemente pintado?

Comprador: Sí, llevé el auto al taller por reparación y para pintado.

Me pregunté a mí mismo: ¿Será posible, que haya quedado traza de pintura en la zona donde está conectado el borne negativo al chasis? Vi que el vendedor procedía a desconectar el borne negativo y ¡OH sorpresa!... había pintura, lo que dificultaba el contacto entre el terminal y el chasis del vehículo.

Vendedor: Señor, voy a limpiar toda la traza de pintura que hay alrededor del terminal del cable negativo conectado al chasis del auto.

Terminada la operación, se reconectó el terminal al chasis y el borne negativo a la batería.

Vendedor: Señor, encienda su auto.

Comprador: Ahí va.

- Auto: Raaannnn

- Vendedor: Apáguelo y encienda otra vez.

Comprador: Aquí va.

Auto: Raaannnn

Y se repitió la operación de encendido y apagado por dos veces más.

Comprador: ¿Y cómo no se detectó eso antes?

Vendedor: El auto tenía un falso contacto, lo que provocaba que el motor en ocasiones no encendiera sin motivo aparente.

Puede objetarse el que no se produjo una venta, y que eso es un “error”, pero si solo se hubiera instalado otra batería sin determinar ¿por qué no había un buen trabajo de la batería antigua? fácilmente iba a repetirse el problema. El señor se fue muy agradecido, le salvaron el día... baterillerilmente hablando, claro está.

La limpieza de los lugares de contacto es de vital importancia para el buen funcionamiento de las baterías. Contactos sulfatados o con corrosión, no permiten el adecuado paso de la corriente.

3 comentarios:

ARTURO GÓMEZ dijo...

Interesante tu blog amigo. Gracias por visitar el mío. Saludos desde Lima.

diego dijo...

sabes cómo puedo limpiar un contacto sulfatado?
gracias.

Carlos el baterillero dijo...

Hola Diego

Aquí va mi respuesta:

Si el contacto sulfatado es de una batería automotriz, el primer paso, es limpiar el borne con agua y un trapo. Si hubiera materia sólida alrededor del borne, usar un poco de agua y bicarbonato.

Si el sulfato es tan duro como la piedra, emplear también una escobilla de cerda metálica o lija gruesa.

Si se trata de una batería con contacto de aleación de cobre, emplear una lija de las llamadas de agua. Escoger un grano muy fino, de entre 300 a 500. Luego del lijado, limpiar con trapao seco.

Espero, eso te ayude.

Atentamente

Carlos el baterillero