¡Estamos en agosto del 2017 y este Blog está totalmente activo!

sábado, marzo 08, 2014

Preparando la batería para la recarga (parte dos)




Continúa la entrada sobre la preparación de una batería para la operación de recarga.

5) Cuando los niveles están todos iguales, entonces debe de tomarse la densidad del electrolito de cada elemento, uno a uno, mediante una jeringa, especial para ese objeto, operando en la forma que indica la Fig. 92. En a) vemos cómo, después de sumergir la punta en el electrolito, se oprime la pera de goma y entonces, al irla aflojando va entrando líquido en el tubo de goma. Cuando ya se ha introducido bastante líquido para que mantenga flotando el hidrómetro, se retira el conjunto y se observa en que punto de la graduación coincide el nivel del electrolito: esta indicación revela el estado de carga del elemento. la misma figura representa los valores de los distintos estados de la carga: 1100 corresponde a una descarga completa, que es preciso evitar se quede así, pues provoca la sulfatación de las placas: 1300 es la máxima densidad admisible: el elemento está totalmente cargado. Para acumuladores grandes la densidad 1280 representa la plena carga, no debiéndose nunca descender a menos de 1180, Fig. 93.

6) El valor de la densidad del electrolito que se haya observado debe marcarse con tiza en el exterior de la caja así como el estado de la batería, viéndose cuál es el tratamiento a que debe someterse: régimen de carga, duración de la misma, etc., siendo conveniente, en todos los casos, un régimen de poca intensidad.

7) Si se encontrase, lo cual es muy frecuente, que los elementos de una misma batería tienen densidades distintas, hay que ver si conviene someter a estos elementos a una carga individual, hasta restablecer el mismo valor de densidad, no debiéndose, bajo ningún concepto, añadir ácido sulfúrico para aumentarlo.

8) Si se hubiese derramado electrolito de un elemento, es necesario restablecer el nivel normal con electrolito que se prepara, aparte, de una densidad igual a la que tenga el que aún queda en dicho elemento; hecho esto, se procederá según lo indicado anteriormente, en el apartado No. 7.

9) Cuando la batería, o baterías, se hayan dispuesto en las condiciones anteriores, entonces, y no antes, es cuando estarán en disposición de recibir su carga.






Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958

No hay comentarios.: