¡Estamos en junio del 2017 y este Blog está totalmente activo!

martes, marzo 11, 2014

Carga en casas particulares (Carga en el hogar)


Si se tiene corriente continua puede cargar uno mismo en su casa la batería del auto, la radio, etc., sin costo alguno, aprovechando el paso de la corriente para las luces, heladera eléctrica, etc., si la corriente es alterna entonces es necesario proceder según explicaré en el próximo Capítulo.

1) Utilización de la instalación del alumbrado de la casa.- En la Fig. 94 se representa la disposición que debe adoptarse. A la izquierda tenemos el contador de la Compañía de Electricidad; una vez determinada la polaridad de los dos hilos se intercala, en el positivo, un conmutador bipolar como se representa, con un puente en los dos bornes superiores, dejando libres los de abajo para conectar la batería. Con el conmutador hacia arriba tenemos la instalación normal; conectándolo hacia abajo, la corriente que consume la instalación de la casa pasa a través del acumulador, cargándolo sin costo alguno.

El régimen de carga depende del consumo de la instalación; si es reducido, puede recargarse cada día la batería hasta alcanzar el grado de carga conveniente.

Para sacar la batería de la carga se conecta el conmutador hacia arriba, la instalación de la casa sigue funcionando y el acumulador queda desconectado de la línea, pudiéndose sacar sin peligro alguno. Recuerde que los polos de la batería tienen que conectarse con los del mismo nombre de la batería: positivo con (+) y negativo (-).








2) Carga con tablero de lámparas:- Si la carga de la batería debe hacerse a un régimen más elevado que el consumo de la casa, o bien, en horas del día que no hay prendidas las lámparas para la iluminación, entonces se dispone un pequeño tablero con un interruptor y dos fusibles y otro tablero con portalámparas, según representa la Fig. 95.

La manera de operar es la siguiente. Se abre el interruptor y se aflojan todas las lámparas, hecho lo cual se conecta el acumulador de acuerdo a las polaridades indicadas, es decir, polos del mismo nombre de la batería con los dos tableros. Una vez conectado el acumulador se cierra el interruptor y acto seguido se van roscando las lámparas, una a una.

Observe que las lámparas están conectadas en paralelo ofreciendo tantos conductos al paso de la corriente como lámparas hayan encendidas; por lo tanto, se asuman las intensidades que ellas consumen, cuyo valor total es, precisamente, el régimen a que se carga la batería. Todas las lámparas tienen que ser para la tensión de la línea: 110 V, o de 220 V.







Para evaluar el régimen de carga se procede así:

a) Con lámparas de filamento de carbón se puede admitir un consumo de 3.5 vatios por bujía.
b) si son de filamento metálico se admite un consumo aproximado de un vatio por bujía. De la fórmula (19):

Intensidad = Vatios / Voltios

Deducimos para estos dos casos las fórmulas siguientes:

Intensidad = (3.5 x No bujías) / Voltios = amperios de carga

Por consiguiente, una lámpara de filamento de carbón, de 100 bujías, en una línea de 110 voltios, deja pasar una corriente de:

Intensidad = (3.5 x 100) / 110 = 3.17 A

En un mismo tablero pueden emplearse lámparas de distinto número de vatios, pero, todas para la misma tensión, de la línea; de esta manera se consiguen distintos valores de intensidad que, sumados, dan el régimen de carga de la batería.

Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958

No hay comentarios.: