¡Estamos en junio del 2017 y este Blog está totalmente activo!

viernes, marzo 07, 2014

Preparación para cargar una batería


Antes de conectar un acumulador para someterlo a su carga es indispensable efectuar las siguientes operaciones previas:

1) Limpiar cuidadosamente todo su exterior, y muy especialmente los bornes, tapas, etc., mediante un trozo de estopa, o trapo inservible, humedecido con agua. Procurar que no queden trazas de suciedad y si se observase que los bornes están corroídos deben de limpiarse muy bien, rascándolos, viendo que pueden asegurar luego un buen contacto con los terminales.

2) Una vez bien limpio el exterior, sacar los tapones de cada elemento: es condición indispensable que permanezcan destapados durante la carga para facilitar el desprendimiento abundante de gases que se produce.

3) Comprobar si el nivel del electrolito cubre bien la parte superior de las placas de todos los elementos: debe sobrepasarlas unos 8 milímetros, aproximadamente. La forma de hacer esta comprobación la indica la Fig. 91, que consiste en emplear un tubito de vidrio, de unos 5 milímetros de diámetro, a ser posible graduado en uno de sus extremos; se sumerge en el electrolito hasta que toque con su extremo inferior sobre el borde las placas, tapándose entonces el otro extremo con el pulgar: el líquido queda retenido en el tubito y sacándolo, puede entonces apreciarse la altura del electrolito sobre del borde de las placas.






4) Si el nivel del electrolito se considera insuficiente, debe añadírsele agua destilada, nada más que agua destilada, operándose según ilustra la Fig. 92 Mediante una pera de goma se succiona agua de un vaso y luego se vierte en el elemento que se ha encontrado falto de nivel, hasta restablecer el conveniente.






(Continuará)


Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958

No hay comentarios.: