¡Estamos en diciembre del 2017 y este BLOG está totalmente activo!

domingo, abril 13, 2014

Método de carga


La forma práctica de poner en carga una serie de baterías queda reducida a la siguiente rutina:

a) Se abre el interruptor bipolar de cuchilla, colocado en la parte superior del tablero de carga: esto interrumpe totalmente la entrada de fluido eléctrico de la línea.

b) Asegúrese que los fusibles queden bien apretados.

c) Se abren los interruptores de las lámparas.

d) Conéctense a los dos bornes inferiores del tablero de carga, los extremos de la cadena de baterías que debe someterse en carga, cuidando que el + de la cadena se conecte con el borne + del tablero, así como el borne - del otro extremo de la cadena se conecte al borne - del tablero; o sea: que se correspondan polaridades del mismo signo.

e) Destapar todos los elementos de las baterías en carga, sacándoles el tapón central, dejándolo a un lado, encima del elemento correspondiente. Es importantísimo este detalle, pues su olvido puede tener graves consecuencias: una mala carga y, casi inevitablemente, explosión de la batería, por el abundante desprendimiento de gases que se producen durante la carga.

Una vez así preparado, procédase como sigue:

1) Se cierran todos los interruptores del tablero.

2) Con las lámparas aflojadas, el amperímetro debe marcar cero.

3) Observe si las baterías en carga presentan un aspecto normal: que no haya desprendimiento de gases en ningún elemento en cuanto se pone en carga y que no se calienten en seguida.

4) Vigilar la carga y cuando ya esté en sus tres cuartas partes, reducir el valor de la intensidad a 4/10.

5) Si en el transcurso de la carga una batería se calentase demasiado, desconectarla; cuando se haya enfriado, volverla a poner en carga, a un régimen inferior.

6) Tan pronto vea que una batería desprende abundantes burbujas, vigílela atentamente y, al cabo de unos 15 minutos, sáquela de la carga.

7) Las baterías deben tenerse destapadas hasta ponerlas en servicio; entonces; deben limpiarse, taparse y entregarlas bien secas. Las conexiones es recomendable untarlas con vaselina neutra para evitar que la acción del ácido las destruya.

8) No entregue nunca una batería sin comprobar el nivel del electrolito; que debe sobrepasar unos 10 milímetros las placas; además, asegurarse que la densidad sea la correcta.



(De el editor de este BLOG: Por hoy llegamos hasta aquí. Este entrada continuará)

Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958




No hay comentarios.: