¡Estamos en junio del 2017 y este Blog está totalmente activo!

jueves, abril 03, 2014

Tensión para la carga - Segunda parte


Ejercicio práctico.- Una instalación de carga de acumuladores de corriente continua a una tensión de 220 V. Se pregunta: ¿Cuántas baterías de tres elementos se pueden cargar en cadena?

Solución: Puesto que cada batería necesita 8.4 V, es evidente que el número de ellas que pueden cargarse lo determinaremos dividiendo la tensión, 220 V por la que requiere cada batería, o sean, 8.4 V: estando las baterías interconectadas en cadena, sus tensiones se suman.

220 V / 8.4 V = 26 baterías

Es costumbre en muchas instalaciones de carga de acumuladores considerar una tensión de 2.5 voltios por elemento de manera que una batería de tres elementos admiten que requiere una tensión de 3 x 2.5 V = 7.5 voltios. Basta una hojeada a los gráficos de la Fig. 99 para ver que aplicándole una tensión el proceso de carga no es completo y de ahí la mayoría de fracasos de las baterías de auto, radio, etc. que raras veces se las somete a una carga a fondo, con lo cual las placas nunca disuelven totalmente el sulfato de plomo que por el proceso natural de la descarga debe de formarse, dando ello por resultado que las baterías duran menos de lo que en realidad deben durar.

He aquí, pues, como el estudio de los diagramas de carga de las baterías hemos llegado a una conclusión fundamental para que los acumuladores eléctricos de plomo tengan una larga duración y funcionen debidamente: deben cargarse plenamente, con una tensión no menor de 2.75 V por elemento para forzar la corriente a través de los componentes químicos de las placas, para que así se disuelva el sulfato de plomo originado durante el proceso de descarga; no operando así, esta capa de sulfato deviene extremadamente dura, lo cual no solo limita el valor de la intensidad de la descarga, por ser muy resistente al paso de la corriente eléctrica, sino que, además, produce el deterioro de las placas por los esfuerzos mecánicos que la sulfatación provoca.






Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958

No hay comentarios.: