¡Estamos en diciembre del 2017 y este BLOG está totalmente activo!

jueves, mayo 08, 2014

Dínamos para cargar baterías


Cuando se cargan los acumuladores a tensión constante (que es el procedimiento más recomendable) la dificultad surge para obtener un voltaje que sea realmente constante durante todo el tiempo que dura la carga, y que esta tensión no varíe aunque se intercalen más o menos baterías; dicho en otras palabras: es esencial que el voltaje sea invariable en las barras donde se conectan los acumuladores para cargarse.

Vemos qué tipo de dínamo permite obtener este resultado.

1) Dínamo excitada en derivación.- La Fig. 107 representa la curva que indica los valores (según sea el régimen de carga, o sea la intensidad consumida) de la tensión que produce una generatriz de esta clase: sus bobinas de campo están alimentadas en derivación de la corriente principal que pasa por el inducido.





Este gráfico demuestra que la tensión inicial de 7.5 voltios disminuye a medida que aumenta el consumo, es decir que cuantas más baterías se conectan más disminuye la tensión disponible. Por ejemplo, si conectamos diez baterías, que se carguen a un régimen de 10 Ah, siendo el consumo total de: 10 x 10 Ah = 100 Ah, el diagrama nos indica que la tensión en las barras de carga habrá disminuido a 6 voltios. Luego, la dinamo excitada en derivación no es adecuada para cargar acumuladores a tensión constante, en cambio, es excelente desde otro punto de vista: no se invierte su polaridad cuando disminuye la velocidad del motor que mueve a la dinamo, punto éste de esencial importancia en la carga de baterías.

2) Dínamo con excitación serie-paralelo.- Si las bobinas para formar los campos magnéticos son dos, una en serie y otra en paralelo, Fig. 108, la tensión que genera esa dínamo es muy uniforme: fluctúa sólo dos o tres décimas de voltio, manteniendo a plena carga una tensión de 7.5 voltios (en vez de 6 V que en tales condiciones proporciona la dínamo excitada en derivación).




El gravísimo inconveniente de las dínamos con excitación compuesta (serie-paralelo) está en que si disminuye algo su velocidad (y por consiguiente la tensión que generan) con facilidad se invierte el sentido de la corriente; si tal cosa sucede entonces la dínamo se pone a funcionar como motor, absorbiendo corriente de la batería, descargándola.

3) Dínamo con polo dividido.- Se obtiene una gran uniformidad del voltaje generado (semejante al que producen las dínamo con excitación compuesta), con la ventaja de la irreversibilidad de las dínamos excitadas en derivación gracias a una generatriz especial, que consiste en que tienen un polo dividido, tal como representa la Fig. 109. Estas dínamos que los ingleses las llaman tipo diverter, tienen generalmente cuatro polos, dos de ellos con un apéndice, que es donde se colocan los devanados en serie: los cuatro devanados principales están conectados en derivación, según representa la figura. Gracias a esta forma constructiva, este tipo de generatriz produce una tensión prácticamente constante sin que pueda invertirse el sentido de la corriente, aunque accidentalmente disminuya la velocidad del motor eléctrico que la accione. 






Fuente: La literatura se obtuvo del libro: Tratado Práctico de ACUMULADORES ELÉCTRICOS del Ing. Agustín Riu. Año de edición 1958.
 
Carlos Torres, especialista en acumulación de energía (pilas y baterías), planos eléctricos, mantenimiento eléctrico doméstico e industrial. Móvil 996583864 (24 horas al día).

No hay comentarios.: