¡Estamos en agosto del 2017 y este Blog está totalmente activo!

jueves, febrero 04, 2010

Confianza

Buen día amigos. Hay un film, que mi memoria siempre evoca: Titanic. Película dirigida por James Cameron, ganadora en 1997 de once premios Oscar.

La película tiene escenas que son un poema, como esa donde aparece una pareja de viejecitos que abrazados se disponen a esperar lo que suceda, luego de que el Titanic chocó con una mole de hielo. Esa escena me hizo recordar otra, de la que fui testigo. Iba yo viajando en bus de Riobamba hacia Cuenca, en la sierra ecuatoriana. El bus iba casi vacio. Al costado mio viajaba una pareja, ya de avanzada edad. El transitar del vehículo, se tornó cansino y aburrido. Miré hacia la pareja vecina, se habían quedado dormidos y cogidos de la mano.

En la película Titanic hay una escena conocida como: I am Flying, en castellano: Estoy Volando. También le llaman: El Beso. Esta ocurre la madrugada del último día del barco. Ella se aparece sobre la cubierta y dice: He cambiado de opinión. El la lleva a la proa del barco y le hace subir a las barandas.

Manten los ojos cerrados. Súbete a la barandilla.
¿Confías en mi?
¿Confio en ti?
Ahora, abre los ojos
¡Vuelo!

Creo que no hay palabra que defina mejor esta escena que: Confianza.

Ella, responde con un si, a la invitación de él, y lo hace con los ojos cerrados... confía. Abre los ojos y lo que siente, es que vuela... es decir, ambos lo hacen.

Hoy cuatro de febrero, exactamente hace cinco años, invité a alguien a que me tuviera confianza. Dios quiera que jamás traicione el si, que logré ese día.




Saludos

1 comentario:

Juan dijo...

Muy buenas don Carlos. Entrada muy bella y romántica. Ese romanticismo que tanta falta hace hoy en este mundo de tantos desajustes y odios.
Saludos amigo, desde Madrid al Callao.