¡Estamos en junio del 2017 y este Blog está totalmente activo!

sábado, noviembre 13, 2010

La Primera Pila Recargable: Plomo-ácido


Historia de la Batería - Parte Cuatro


En 1859 Gastón Planté investigaba el efecto de polarización electrolítica. A raíz de este estudio, ideó una batería para acumular energía eléctrica. Consistía su invento de dos hojas de plomo metálico separadas por caucho

y enrolladas en espiral. Todo el arreglo sumergido en una solución de ácido sulfúrico al 10%. La invención de Planté es lo que llamamos: Celda. Dicha celda, una vez que entregaba su energía, podía recargarse. Es decir, regenerar las sustancias químicas empleadas mediante un proceso que consistía en inyectarle corriente en sentido inverso a como se descargó.

La celda Planté, comparada con las pilas, tenía muy baja resistencia interna. Lo anterior le permitía entregar altas corrientes en cortos periodos de tiempo. Su invento, se utilizó inicialmente para iluminación en los vagones de tren, durante sus paradas en las estaciones.

Se observó que podía incrementarse la cantidad de energía almacenada por la celda, aplicando un proceso llamado Formación. Lo que Gaston experimentó, fue la repetida operación de carga y descarga. Así se conseguía aumentar el espesor de la película de peroxido de plomo depositada sobre la placa positiva.

Planté presentó su creación a la Academia Francesa de Ciencias en 1860, acompañada de un reporte técnico de título: “Nouvelle pile secoundaire d'une grande puissance” (Nueva Pila Secundaria de una Gran Potencia). Planté en esa época era un joven de 26 años.


Sello Postal por el Centenario de la Invención de la Batería de Plomo

El señor George Wood Vinal, en su libro: “Acumuladores. Un tratado de Acumuladores y su Aplicación en la Ingeniería” edición Diana, año 1967, describe sobre el invento de Gaston Planté, lo siguiente:

“Los puntos de desventaja de la celda Planté, eran:

1) Su elevado peso, comparado con las pilas primarias.
2) Requerimiento de elevado tiempo para lograr la formación de las placas, lo que demandaba el uso de muchas baterías primarias para cargarlo.

Gaston Planté
En 1873, Planté presentó un Generador de Gramme (un Dínamo accionado por manivela) impulsado a mano con el cual se podía cargar la batería. Hizo un interesante experimento para ilustrar la transformación de una forma de energía en otra. La energía mecánica que se empleaba en hacer girar la manivela producía energía eléctrica en el generador, y ésta, a su vez, se transformaba en energía química en la batería. Cuando la batería estaba cargada y se interrumpía el movimiento de la manivela del generador, se dejaban conectadas las unidades y el generador funcionaba como un motor. La energía química se convertía entonces en energía eléctrica, que el motor volvía a transformar en energía mecánica. De esta manera se completaba el ciclo de transformaciones”.
(Acumuladores. Wood Vinal. Editorial Diana 1967. Páginas 3 y 4)


Saludos Amigos

1 comentario:

Lucas Lopez dijo...

Muy buena toda la información me sirvo mucho