Estamos en setiembre del 2014 y este Blog: ¡Está totalmente activo!

viernes, febrero 10, 2012

¿Las baterías explosionan cuando se cargan?



Un lector nos plantea esta pregunta. Mi respuesta es: No.

Uno de los mayores atributos de las baterías de plomo, es su gran facilidad para la operación de recarga. Las baterías de plomo, tienen un comportamiento reversible, "electroquímicamente" hablando. Tanto se descargan y posibilitan el funcionamiento de los dispositivos o el encendido de motores, como que se recargan, quedando listas para una nueva ocasión de trabajo.

Ahora, si el uso de las baterías, es negligente o "abusivo", pues pueden ocurrir accidentes. En general, cualesquieran sean las actividades que realizemos, si las actuamos de mala manera, pues no es raro que tengamos experiencias desagradables, que pueden ocasionar daños a las personas (incluso la muerte) o a las instalaciones. Por ejemplo:

  • Manejo de un auto, cuando el chofer está ebrio.
  • Utilizar equipos o máquinas herramientas, sin haber leído previamente el manual de instrucciones.
  • Sobrecargar una instalación o dispositivo eléctrico. Por ejemplo, usar un transformador de 220 V a 110 V y de 50 watts, para el funcionamiento de un televisor que consume 150 watts.
  • Cruzar una avenida de alto tránsito, sin respetar las indicaciones que nos brinda el semáforo.

Para el caso de las baterías, llamamos uso negligente a:

  • Instalar una batería insuficiente, para el trabajo que de ella se demande.
  • Poner una batería nueva a un vehículo y no verificar el estado del circuito eléctrico del mismo. Es decir, sin "testear" si el auto "carga demasiado" o entrega "carga insuficiente".
  • Someter la batería a sobrecargas frecuentes.
  • Para vehículos (o generadores) que usen dos o mas baterías, cambiar solo una batería, ya que la otra (u otras) todavía parece que están bien.
  • Lo mismo que el detalle anterior, pero aplicado a instalaciones electrónicas: UPS, central de telefonía etc.
  • Recargar una batería automotriz, en ambientes poco ventilados. 
  • Para baterías de tapones removibles, no verificar el nivel de líquido al interior de las celdas. 
  • Usar la batería, a pesar de que los bornes exhiban sulfatación .
  • Efectuar falsas conexiones, que ocasionen chispas por contactos no debidamente ajustados.

 Hay un largo etcétera de condiciones negligentes de uso, que podemos seguir listando.

Centrándonos en lo que nos pregunta el lector, diremos que hay posibilidad de explosión cuando se producen chispas en la vecindad de la batería durante el proceso de recarga. Por ejemplo, conectar las tenazas del cargador (ya energizado) a los respectivos bornes de la batería.

¿Las baterías explosionan cuando se recargan?, pues la respuesta es si, pero solo cuando se procede con negligencia.


En un vehículo en marcha, la batería recibe siempre energía del sistema eléctrico del vehículo. Esta energía, es regulada por el llamado "relay". Si los cables alimentadores conectados a los bornes, no están debidamente ajustados, pues hay riesgo de chispa y eso puede ocasionar una explosión. Recuerdo que yo iba por una avenida y delante viajaba un camión, con las baterías debajo de la tolva. De vez en cuando, aparecía una pequeña luminosidad en la vecindad de la bateria: Señal de que había falso contacto en los bornes.

En otra ocasión vi el conato de incendio de un auto. Llevaba una batería, que no tenía la grapa de sujección. En uno de los baches de la pista, la batería saltó y el borne positivo hizo contacto con la lata del capot, resultado: Llamas por corto-circuito y necesidad de proceder con rapidez, para evitar el incendio del auto.

Estoy seguro que los lectores podrán anotar otras experiencias de riesgo que hayan tenido u observado. Hasta aquí llego amigos, por hoy.







No hay comentarios.: