¡Estamos en diciembre del 2017 y este BLOG está totalmente activo!

sábado, noviembre 28, 2009

Nathalie

Estudié parte de la primaria en el Ricardo Palma, del distrito de Surquillo. Distrito de oscura historia, conocido como: Chicago Chico. A pesar de esa fama o mala fama mas bien, el Surquillo de esos años, no era más peligroso que muchos lugares de la Lima de hoy.

A la entrada del colegio estaban los vendedores ambulantes, que ofertaban sus productos siempre al mismo valor: cincuenta céntimos de sol, pero de ese que llamábamos Sol de Oro... nuestra moneda actual también es el Sol, pero ahora se le denomina: Nuevo Sol.

Eran las épocas del uniforme comando, ese de color caqui y de gruesa tela de drill... duraban años...las mamás sabían que talla nos acomodaba más, para que al pasar de grado quedará útil nuevamente.

La entrada era a las 8 de la mañana... había que llegar corriendo, para que la puerta no se cierre... el bus me dejaba como a unas seis cuadras del colegio... era bus, no combi, y el cobrador jamás llamaba a sus pasajeros, cual si fueran ganado.

Mientras caminaba hacia la escuela, ruidos y sonidos de la calle me acompañaban. Una tienda de abarrotes, gustaba siempre de escuchar la radio a todo volumen... casi siempre coincidía, que yo pasara por la puerta de la tienda y que el locutor expresara: "Esta es mi voz, esta es mi protesta, yo... yo soy el pueblo!"... avanzaba, me faltaban todavía unas tres cuadras... cruzaba la avenida Angamos, que por esa época, tenía de nombre: Primavera... ese nombre, de estación, me gustaba más.

Me acercaba a la puerta. Uno de los ambulantes tenía una radio portátil. Novedad de esa época... con su antenita metálica, cuyo largo, era muchas veces más que el tamaño de la radio. Este ambulante, vestía con un saco gris y lentes oscuros. El contaba que había viajado mucho... los alumnos, le escuchábamos, él era fuente de aventuras e historias, pero sobre todo de una canción.

Cosas que siempre tiene la vida, como para que uno, lo evoque siempre en la memoria. Sucedía, que al igual que con la radio de la tienda, y la coincidencia del locutor que decía: ... ¡ yo soy el pueblo!.... la radio del ambulante de saco gris, siempre cantaba: Nathalie.

Era esa una canción que hablaba de una plaza de color rojo, de un señor Lenín, una revolución en el mes de octubre, de un chocolate Pushkin, pero sobre todo hablaba de: Nathalie

Tenía unos minutitos antes del cierre de la puerta, así que me quedaba siempre a escuchar la canción de Nathalie... al entrar a la escuela y mientras hacía la formación, en mi mente quedaba Nathalie. Cantaba imaginariamente. Aunque algo de tristeza me invadía, también la alegría se hacía presente, muestra de que los sentimientos suelen  entreverarse cada vez que se expresan en nuestro ser.

La canción cuenta la historia de un francés y una guía rusa. De su recorrido por la Plaza Roja y del encuentro que sostuvieron con unos estudiantes de la universidad. El canta y rememora al amor que en él  Nathalie despertó... cierta nostalgia, pero también la idea de que cuando ella vaya para Francia, el será el guía.

Los italianos dicen Natale, por navidad. Nosotros celebramos las fiestas de cumpleaños y tenemos como sinónimo: Natalicio...así que el nombre Nathalie, debe ser por nacer y por navidad... que belleza de nombre... ella hizo nacer en el viajero: El Amor.

Amigos, la canción Nathalie, originalmente es interpretada por el francés Gilbert Becaud. Hay también versiones en castellano de Julio Iglesias y del trio Los Hermanos Arriagada. No se hablar francés, pero gusto más de la versión en este idioma. Pues aquí se las dejo:






Saludos amigos

5 comentarios:

luis623623 dijo...

cierto, el original suena mejor

ummm... cuestiones de preferencias personales; cierto "los hermanos arriagada" cantan una versión en español y el personaje central es chileno... me trae notas de recuerdo mezclacos con veleidades de "revolución proletaria", "guerrillas" y la manoseada mención al "che"...

¡suerte...!

Arturo Gómez dijo...

En verdad una hermosa canción. No sabía de la versión original en francés, muy buena.

Christian dijo...

ey me haz hecho retroceder imaginariamente unos años y poder recordar esos buenos momentos en el colegio ricardo palma

Carlos el baterillero dijo...

Luchito

Si, la versión más conocida en nuestro medio, es la de los Hermanos Arriagada. Se escuchaba si no me equivoco en Radio Atalaya.

Arturo

Gracias por la visita Arturo. Me gustaría aprender francés, es un idioma que suena musical.

Chtistian

Gracias por llegarte a Energicentro ¿Eres ricardopalmino también?

Mientras escribía, recordaba al tranvía, el urbanito, el cine Leoncio Prado.

Saludos

Carlos el baterillero

Aldo Josué dijo...

Pues que te digo, a mi esa canción me recuerda mi infacia, yo solo la escuche en versión en castellano pero no se de quien, lo que si es que me provocaba mucha nostalgia escucharla, tal vez por que moscú con su blancura invernal siempre me ha gustado, ojala un dia lo conozca. Lo que es la música, eso si es música, con tan poco se dice mucho y se recuerda mucho, eso es un clásico