¡Estamos en agosto del 2017 y este Blog está totalmente activo!

miércoles, noviembre 18, 2009

Arquimides, Densidad y Baterías

Los Chistes

Hola Amigos, buen día. El tema de este post, lo traté ya en anterior oportunidad: Arquímedes la Densidad. Ahora deseo darle una nueva perspectiva. Los que pasamos de los cuarenta años, seguro que recordamos unas publicaciones en revistas de 32 páginas, que conocíamos como "Chiste". Así le llamábamos. En los chistes, leíamos sobre las aventuras del Hombre de Acero: Superman, Batman, Linterna Verde etc. También disfrutábamos de los heroes vaqueros como: Red Ryder, El Llanero Solitario etc.

Aparte del disfrute, también aprendíamos, ya que existían también los chistes de: Vidas Ejemplares, Vidas Ilustres, Leyendas de América, Joyas de la Mitología etc.

Estos fascículos, algunos de periodicidad quincenal y otros mensual, nos acercaban a los descubrimientos de la ciencia y los avatares de la historia. El texto de era de fácil lectura y las ilustraciones muy didácticas...ya no se editan estas publicaciones, se dejan extrañar. Eran tiempos de No-Internet.

Los estudiantes a pesar de no contar con las ventajas de la tecnología que da la web, teníamos la posibilidad de aprender en estos chistes, llamados ahora: Comics.

Yo tengo algunos números de Chistes y en esta oportunidad, comparto con Ustedes un título llamado Arquímedes, donde se relata la biografía de este sabio de origen griego, que vivió en Siracusa. El evento más recordado de la vida de Arquímedes es el de La Densidad.

Hierón el rey de Siracusa, decidió que necesitaba una nueva corona. Se mandó a llamar al orfebre oficial de la corte y se le entregaron barras de oro y plata.



("El Grito de Arquímedes", año 1963, Editorial Novaro, pag 9)

Hierón recibió al cabo de unos días la ansiada corona, pero tenía dudas acerca de si el orfebre había puesto todo el oro que se le había entregado.



("El Grito de Arquímedes", año 1963. Editorial Novaro, pag. 10)

Se convocó a la corte al sabio Arquímedes. El rey le ordenó averiguar cuanto de oro y cuanto de plata tenía la corona hecha por el orfebre. Para determinarlo, no debería fundirla o destruirla. Arquímedes recibió la corona.



("El Grito de Arqímedes", Año 1963. Editorial Novaro pag. 12)

Ya en su taller el sabio, pensaba y cavilaba sobre el reto técnico que entre manos tenía.


("El Grito de Arqímedes", Año 1963. Editorial Novaro, pag. 13)

Tanto pensaba, que incluso mientras tomaba el baño en una piscina, tuvo uno de esos chispazos de creatividad y anotó que los cuerpos que se sumergian en un medio líquido flotaban. Eran empujados hacia arriba por una fuerza ascencional.



("El Grito de Arquímedes", Año 1963. Editorial Novaro, pag. 15)

Si la piscina o alberca estuviera llena al ras, el volumen de líquido que se derramaba (o que se desaloja), era el volumen del cuerpo que se sumergía. El valor de la fuerza ascencional, que los físicos llaman: EMPUJE, era igual al peso del líquido que se derramaba.

El resto de la historia, se reduce en una palabra: EUREKA, lo encontré.


("El Grito de Arquímedes", Año 1963. Editorial Novaro, pag. 17)

¿Que tiene que ver esta historia, con las baterías?

En las baterías de electrolito líquido, existe una característica que es fácilmente medible y que permite determinar el estado de carga de una batería: La Densidad.

En una batería plenamente cargada, el valor de la densidad es alto: alrededor de 1250 a 1290 gr/cc. En una batería totalmente descargada, el valor de la densidad puede estar entre: 1050 a 1100 gr/cc. Mientras una batería se descarga, el líquido de esta (electrolito), pierde acidez. El ácido se va introduciendo al interior de las placas. Para "sacarlo", se debe conectar la batería a un cargador. La corriente eléctrica devolverá la acidez al electrolito y la batería nuevamente estará cargda y operativa.

Nota: El Número Vidas Ilustres de Novaro, correspondiente a "El Grito de Arquímedes", fue publicado en el mes de setiembre del año de 1963.

Saludos amigos

4 comentarios:

luis623623 dijo...

los "chistes"...

las horas dedicadas a su lectura, las horas frente al tv blanco y negro -con dos emisoras en Lima-... y si me preguntan ¿por qué dedico tantas horas a internet y a los libros...? esa es la respuesta, la curiosidad y las ganas de saber fueron motivadas por mis horas de lectura y televidente...

gracias por recordarme tan buenos momentos...

¡suerte...!

Arturo Gómez dijo...

Gracias por compartir este "chiste" educativo, Carlos. Ojalá postees otros igual de interesantes.

Saludos.

Sofia dijo...

Muy buen aporte! :)

Carlos el baterillero dijo...

Hola Sofía

Gracias por la visita. Saludos